El tema sobre enfermedades de transmisión sexual ha sido algo recurrente debido a los inusitados brotes que han surgido a lo largo de los años. Si bien aún es un tema tabú dentro de la comunidad juvenil, la mejor forma de evitarlas es estar informados.

Desde luego existe una enfermedad de este tipo que suele predominar en cada región. En México, por ejemplo, la respuesta ETS más frecuente es la vulvovaginitis.

Este padecimiento trata básicamente de una inflamación de la vagina o de la vulva que puede ocasionar secreciones, picazón y dolor. Se trata de la enfermedad de trasmisión sexual más común en México por registrar 589 mil 910 en lo que va de este 2019, todo esto de acuerdo con información preliminar de la Dirección General de Epidemiología.

Pero este no es el único mal que azota a los mexicanos, ya que en segundo puesto se encuentra la candidiasis urogenital. Este padecimiento se origina gracias a un hongo denominado cándida, notable por provocar irritación y comezón intensa. A nivel poblacional, esta ETS está presente en al menos 148 mil 556 personas.

Le sigue la tricomoniasis urogenital y sobresale como una de las ETS que más afectan a la población mexicana. Se genera por el parásito protozoario Trichomonas vaginalis y es un mal sigiloso debido a que el 70 por ciento de portadores no presenta síntomas. A la fecha, existen 35 mil 569 casos de este mal.

Estas tres enfermedades afectan de igual manera a mujeres como a hombres, aunque son mucho más frecuentes en mujeres. Debido a esto, de enero a noviembre de 2019, 577 mil 471 mujeres fueron diagnosticadas con vulvovaginitis, 138 mil 369 con candidiasis urogenital y 34 mil 36 con tricomoniasis urogenital.

A estas enfermedades le siguen el VIH en cuarto lugar, Herpes en quinto y Sífilis en sexto.

Foto: Agencia Enfoque