A una semana del lanzamiento del libro “Hacia una economía moral” del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya surgieron distintas impresiones; una de ellas fue la del ex secretario de Hacienda Carlos Urzúa, quien criticó el libro a través de su columna en El Universal.

Urzúa señaló que tanto el título como el contenido son muy extraños, puesto que “de economía no tiene nada, excepto datos” de tipo sociodemográficos sacados de uno y otro lugar. Por otro lado, aseguró que tiene mucho menos de tratado moral, por lo que el título sólo estaría inspirado a la Cartilla Moral de Alfonso Reyes, publicada en 1952.

Para Urzúa, quien actualmente se dedica a dar clases en el Tecnológico de Monterrey, el libro sólo es una versión “corregida y aumentada” del manifiesto que el mismo AMLO logró que se aprobara en la Cámara de Diputados como Plan Nacional de Desarrollo (PND).

Además, dijo que el villano preferido del presidente es Carlos Salinas de Gortari, a quien menciona en su crítica cuando refiere al periodo neoliberal (1838 – 2018). Para el exfuncionario, Obrador apunta a que en la administración salinista se cometieron errores garrafales por los procesos de privatización, políticas fiscales, monetarias y cambiarias, pero que se centra sólo en las privatizaciones y sesga de alguna manera la crítica que ya venía haciendo.

“Pero de lo anterior no se sigue, como el autor piensa, que el periodo neoliberal es el mayor causante de la pésima distribución del ingreso que sufre México. Me temo que no. De acuerdo con los cálculos hechos hace décadas por Ifigenia Martínez, la brillante economista hoy senadora, el coeficiente de Gini rondaba el 0.45 en 1958, al inicio del llamado periodo del desarrollo estabilizador. Y de ese estimado, idéntico al de la OCDE para 1982, el índice se incrementó hasta 0.56 en 1975. Bajo solo esa óptica, el periodo del pre-neoliberalismo fue igual de malo”, concluyó.

Foto: Especial