Eduardo Alcántara Montiel sí fue impulsado por funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob) estatal, señaló el virtual presidente del Comité Directivo Municipal (CDM) del PAN, Jesús Zaldívar Benavides.

En el programa Ante la Corte, de e-consulta, denunció la injerencia de personal de la dependencia a cargo de Fernando Manzanilla Prieto en el proceso interno panista.

Fernando López Rojas, director de Tenencia de la Tierra (unidad de la Segob) y su subordinado Marco Cruz Blanca, los señaló como operadores del gobierno estatal para apoyar a Alcántara Montiel.

Recordó que incluso Cruz Blanca formó parte de la planilla “Unión y Fuerza”, del exsecretario de gobernación del ayuntamiento de Puebla.

Zaldívar Benavides no descartó que ambos sean emisores directos de Manzanilla Prieto, pero dijo desconocer qué interés tiene el funcionario estatal en el PAN, partido con el que rompió hace cinco años.

“No sé, no sé si tenga una ruta política o interés en el partido, pero sí hay indicios (…) veo manos externas en la elección, vi muy activos a funcionarios de Gobernación y esos funcionarios apoyaron un proyecto que no era el mío”, apuntó.

Luego del zafarrancho del domingo, tras la votación en que resultó electo, señaló que Fernando Gutiérrez Varela (uno de los protagonistas de la riña) también es cercano a Manzanilla Prieto, así como a Rocío Sánchez de la Vega, que también apoyó a Alcántara Montiel.

A pesar de la pérdida de 201 boletas (motivo de la trifulca) el exdiputado local vio como legítimo su triunfo y rechazó que pueda ser revocado en la Comisión Nacional de Justicia panista con la impugnación que promoverá el candidato perdedor.

Fraude inexistente

Zaldívar Benavides justificó la desaparición de boletas con el argumento de que los propios militantes se las llevaron “de recuerdo”.

Por la duración de la asamblea municipal del domingo, consideró que varios militantes se fueron sin votar porque “tenían que cocinar” o “pasar tiempo con la familia”, por ello en las urnas aparecieron menos boletas de las que se repartieron.

Con esto intentó negar que las boletas tiradas en inmediaciones del salón Country Club, supuestamente con votos a favor de Alcántara Montiel, hayan sido sacadas de las urnas de manera intencional.

Las atribuyó a un “montaje” orquestado por el equipo de su contrincante, así como el video de las boletas halladas en el Italian Coffe ubicado a unos metros de donde se realizó la votación.

En su opinión, los hechos señalados son un chiste que “se cuenta solo”, por lo que negó que su triunfo sea resultado de un fraude operado por la dirigencia saliente de Pablo Rodríguez Regordosa.

Ni yunquista ni morenovallista

Zaldívar Benavides buscó deslindarse del grupo político del exgobernador Rafael Moreno Valle y de “El Yunque”, bajo la premisa de que con ambos ha tenido diferencias.

Aseguró que el extinto mandatario se opuso a que fuera candidato a la diputación local del distrito 10 de Puebla, mientras que los políticos considerados yunquistas lo han desdeñado por vincularlo equivocadamente con Moreno Valle.

Por ello negó que con su arribo al CDM “gane” alguno de estos grupos de cara a las elecciones de 2021, ya que en su planilla incluyó a personajes de los dos bloques.

Tras recibir el apoyo del exalcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, el también exdirector del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) negó haber concretado una tregua entre éste y el morenovallismo.

Afirmó que desde el Congreso del estado no fue parte de la persecución política contra el exedil por su cuenta pública 2014, así que nunca tuvo un pleito que dirimir con Rivera Pérez.

***

ASUNTO: CARTA ACLARATORIA

Miércoles 28 de agosto de 2019

C. Rodolfo Ruiz Rodríguez

Director General de e-consulta

PRESENTE

Con el respeto que mereces, te saludo estimado Rodolfo. Esta carta tiene implícito el interés de desmentir señalamientos perversos hechos por el C. Jesús Zaldívar Benavides, durante la entrevista “Ante La Corte”.

Reiteró como lo he hecho antes, el secretario de Gobernación Fernando Manzanilla Prieto, es respetuoso y ajeno de la vida interna y los procesos de elección de los partidos políticos, por lo que carece de interés alguno de intervenir en el partido que refiere el señor Jesús Zaldivar.

Las cosas como son. La Segob es una secretaría que enarbola la conciliación, el respeto  y el entendimiento, es una secretaría amiga de usted, estimado Rodolfo, del señor Benavides y de los poblanos; por tanto, no merece ser involucrada en temas de interés partidario ni de especulaciones periodísticas.

Una de las principales tareas de Fernando Manzanilla Prieto, ha sido mantener el diálogo constante con las distintas expresiones políticas y sociales de la entidad; sin embargo, no es responsable de lo que en su nombre puedan afirmar, decir, o rumorar quienes lo conocen o entablan conversaciones con él.

Se debe subrayar las veces que sea necesario, como un hecho inédito, que en el pasado proceso electoral, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, reconoció el desempeño del funcionario estatal: “Fuimos testigos de las elecciones más claras de la nueva era del país”, dijo el fiscal José Agustín Ortiz Pinchetti.

Debe decirse fuerte y con respeto, que el desempeño del secretario Fernando Manzanilla Prieto, seguirá siendo de estricto apego a la ley, extendiendo la mano amiga a todo aquel que, como el señor Zaldívar ya con la madurez debida, pretenda construir consensos serios y auténticos a favor de los poblanos.

Agradezco la publicación de la presente en el mismo espacio de la nota en comento. Me reitero a tus órdenes, y del señor Zaldívar.

ATENTAMENTE

Jesús Ramos Vázquez

Coordinador de Comunicación Social, Prensa y Difusión

Secretaría de Gobernación