Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos afirmó que las acusaciones que se han lanzado en su contra son un ataque político cobarde.

El ex director de Pemex respondió un cuestionario con 9 preguntas que le realizaron el diario alemán Süddeutsche Zeitung y el medio suizo Tamedia.

El cuestionario forma parte de una investigación periodística que se realiza en conjunto con Quinto Elemento Lab.

El encargado de entregar las respuestas al cuestionario que se le presentó a Emilio Lozoya fue el abogado Javier Coello.

“Pregunta: Las autoridades mexicanas lo acusan de corrupción y lavado de dinero. ¿Desea hacer algún comentario?”

Emilio Lozoya: Es un ataque político cobarde y sin fundamentos contra mí y mi familia, en ningún momento como funcionario público ni yo ni mi familia recibimos dinero alguno de empresas o personas, de tal forma niego cualquier acusación de corrupción”.

Emilio Lozoya afirmó que las inversiones en las empresas ELMO y ALLME son completamente legales y que las declaró ante la Secretaría de la Función Pública.

“Las inversiones en las empresas que usted menciona, ELMO y ALLME son inversiones inmobiliarias que fueron declaradas ante la Secretaría de la Función Pública cada año, mientras fui funcionario público. Todas producto de mi trabajo empresarial antes de ser funcionario público”.

Indicó que las acusaciones de haber recibido sobornos de Odebrecht son falsas y que los directivos de la empresa brasileña las pueden haber inventado para reducir sus condenas.

“He negado categóricamente los supuestos dichos de los brasileños. A cambio de sentencias reducidas pueden haber inventado lo que les convenía. Por motivos profesionales los conocí, como a las principales empresas de la región, antes de ser funcionario público”.

Aseguró que los señalamientos que se le hacen por haber comprado plantas de fertilizantes con sobreprecio en realidad son para desviar la atención por la caída de la producción de combustibles.

“El problema real es que desde que salí de Pemex, mis sucesores y la actual administración han propiciado una caída de más de 30% en la producción degas en el país, por decisiones propias y erróneas, intentar culpar a alguien cuatro años después es absurdo”.

Emilio Lozoya les dijo al diario alemán Süddeutsche Zeitung y al medio suizo Tamedia que la casa que tiene en la Ciudad de México la compró en 2012, cuando aún no era funcionario y que el dinero con el que se compró proviene de sus ganancias empresariales.

“Mi casa en la Ciudad de México se compró en noviembre de 2012, un mes antes de ser funcionario público. ¿Cómo se puede acusar de sobornos a una persona que no es funcionario público? Todo el dinero que se usó para la compra de dicho inmueble es producto de actividad empresarial de años de trabajo antes de ser funcionario público”.

Emilio Lozoya descartó que la compra de la casa en Ixtapa esté relacionada con Altos Hornos de México o con cualquier otra empresa.

“Su información es incorrecta, el abogado que asesoró la transacción es un abogado con cientos de clientes que lleva un despacho privado; que haya asesorado otras empresas o individuos lo desconozco, pero dicho despacho tiene más de una década ayudando a mi familia con su consejería jurídica”.

“No hay relación en absoluto entre la adquisición de dicha casa y cualquier otro negocio. Igualmente todos los recursos utilizados de dicha compra fueron producto de dinero que se tenía, tanto mi esposa como yo antes de que fuera funcionario”.

“Sobre los tratos de Odebrecht y AHMSA, debe preguntarles a ellos. Ambas empresas facturan miles de millones de dólares y desconozco sus tratos empresariales. Aunque es del conocimiento público declaraciones de AHMSA que habían contratado a Odebrecht para algún proyecto de expansión, más allá de eso no tengo detalles”.

Cuando le preguntaron si la inversión de 10 millones de euros que realizó entre 2013 y 2014 en la empresa JF Holding S.A provenía de sobornos deOdebrecht, Emilio Lozoya indicó que esa suposición es absurda.

“No puedo dar detalles de esto por no tener los documentos a la mano, pero es absurdo ligar a Odebrecht con esto”.

Emilio Lozoya rechazó que haya tenido tratos con el despacho Mossack Fonseca, involucrado en el caso conocido como Panama Papers.

“Sobre el despacho de Mossack Fonseca, es mentira que yo haya aperturado alguna empresa ahí. Es posible, y ya lo he dicho antes, que le hayan tratado de vender algún servicio a mis empresas y hayan intentado abrir una cuenta para mí, pero jamás tuve mi empresa ni dinero con dicho despacho, ni recuerdo haberlos conocido. Pudo haber tenido contacto con algún empleado mío sin que yo lo supiera, pero de cualquier forma el negocio no se concretó”.

Cuando le preguntaron sobre la detención de su madre en AlemaniaEmilio Lozoya respondió que se trata de una persecución política en contra de él y de su familia.

“En dicha persecución política atacan a mi familia, a mi madre se le acusa de que haya recibido dinero de alguna cuenta mía antes de que yo fuera funcionario público, ¿qué clase de delito es ese? Además de los delitos que se nos imputan no ameritan prisión preventiva en México, pero a pesar de eso el gobierno le mintió o se coludió con un juez en México para generar órdenes de aprehensión”

Aquí puedes ver la nota original completa: https://quintoelab.org/project/lozoya-responde

Crédito de la foto https://quintoelab.org