Las autoridades le negaron a Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, un amparo en contra de una orden aprehensión por el delito de desaparición forzada.

En su petición, Javier Duarte argumentó que no se habían cumplido los requisitos para emitir la orden a aprehensión.

“No satisface los requisitos para su emisión, toda vez que de la totalidad de datos de prueba, sólo en uno de ellos se hace mención de éste y de los restantes el Ministerio Público fue omiso en emitir razonamientos que los entrelacen”.

Javier Duarte indicó que el testimonio del ex secretario de Seguridad Pública estatal no era suficiente, porque en la declaración se indica que hubo más testigos

“Toda vez que se trata de un testigo singular y no se trata de testimonio único, pues conforme a lo declarado por éste, el supuesto hecho fue presenciado por más de un sujeto”.

El juez consideró que la acusación en contra de Javier Duarte está bien acreditada y que tiene que proteger a las víctimas y a los testigos.

El miércoles 28 de febrero, Javier Duarte se puso a disposición de la entonces Procuraduría General de la República para declarar sobre la desaparición forzada de personas.

El ex gobernador de Veracruz denunció que el fiscal del estado pretendía acusarlo del delito de desaparición forzada.

Javier Duarte le envió una carta a Alberto Elías Beltrán, en esa época encargado de despacho en la Procuraduría General de la República, en la que le cuenta que Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador de Veracruz, y Jorge Winckler, fiscal del estado, han difundido que podría estar bajo investigación por desaparición de personas.

En su carta, Javier Duarte denunció que solicitó conocer la investigación en su contra y que no se le proporcionó ningún dato.

Indicó que el 15 de febrero de 2018 solicito que la Fiscalía General de Veracruz le informara si hay en su contra acusaciones por el delito de desaparición forzada.

“Nuevamente en fecha 19 de febrero de 2018, presenté un escrito dirigido al fiscal general de Veracruz, haciendo de su conocimiento, que hasta la fecha, tampoco las autoridades han dado contestación a mi escrito”.

Javier Duarte aseguró que tenía temor de que existieran averiguaciones en su contra por el delito de desaparición forzada.

“El suscrito tiene temor fundado de que existen investigaciones seguidas en su contra por la Fiscalía General, por el tema de desaparición forzada de personas”.

“Tomando entonces dichas manifestaciones como mi deseo de atender los citatorios y/o notificaciones recibidas y diligencias necesarias en donde se me requiera en todo momento, las veces que sean necesarias, así como mi deseo de ponerme a su disposición para colaborar con las investigaciones derivadas de la desaparición forzada de personas que acontecieron en el estado de Veracruz supuestamente durante mi gubernatura, que se me pretende imputar injustificadamente por la Fiscalía General, quien tal y como es del dominio público ha actuado con imparcialidad y con desapego a derecho”.

Foto: GobiernoVeracruz YouTube