El proceso para elegir a Guillermo Pacheco Pulido como gobernador interino fue a modo, excluyente, opaco y con vicios en el proceso legislativo, denunció Antonio Tenorio Adame, ex aspirante al cargo.

A pesar de las irregularidades el también ex diputado federal afirmó que carece de interés impugnar la designación ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por lo que lo que tiene que hacer es convocar a un frente a quienes participaron en el proceso

Lo peor que pudo hacer el Congreso es ser excluyente

En la opinión del también académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Buap) el proceso estuvo lleno de trabas de recepción de documentos para quienes intentaron participar.

Agregó que el proceso estuvo lleno de vicios en el proceso legislativo y el peor de todos fue presentar una propuesta en la que se excluyó a los aspirantes. 

Manifestó que todo el proceso lo debió organizar el presidente del Congreso del estado, quién debió interpretar la Ley Orgánica.

Proceso a modo

Tenorio Adame manifestó que el proceso fue hecho para que ningún otro aspirante que no fuera Pacheco Pulido fuera el elegido.

Incluso sugirió que la gubernatura para Pacheco Pulido es el resultado de una negociación cupular relacionada con el apoyo del PRI a la guardia nacional, legislación que fue aprobada la semana pasada en San Lázaro. 

“En Puebla hay un ánimo de derrota, propio al que sucede después de una guerra. Esa es la consecuencia de no hacer respetar el proceso legislativo”. 

Convocó a otros ex aspirantes a conformar un frente para prepararse para lo que sigue, es decir, la elección de este año, en la que se debe cuidar que no haya dados cargados para ninguno de los aspirantes

En la rueda de prensa, simpatizantes de Ricardo Villa Escalera, otro de los aspirantes, denunciaron presiones por respaldar al ex aspirante.

“Ayer fuimos casi secuestrados en una sala. Héctor Alonso Granados llamó a la fuerza pública para que nos desalojaran”, denunciaron. 

Foto Agencia Enfoque