Integrantes de la Comunidad de Artistas Escénicos Independientes de Puebla denunciaron que además de la reciente desaparición del Patronato del Teatro Principal, para que lo administre en adelante el ente Convenciones y Parques, desde 2017 ya tenían dificultades para acceder a ese espacio.

En rueda de prensa, relataron que en noviembre de aquél año el costo de renta del teatro por día alcanzó los 35 mil pesos y ahora subió  a 44 mil, cifras que consideran inaccesibles dado que sus  grupos trabajan de manera independiente y sin apoyos económicos del gobierno.

A los altos costos se sumaba una compleja relación con el anterior administrador, Lambertus Matthijs de Kool, por las políticas con que operaba el teatro y que ahora se complicarán más porque será administrado por un organismo ajeno al arte, señalaron.

De la nueva administración aprobada por el Congreso, prevén que el teatro sea explotado con fines comerciales y dé preferencia a espectáculos mediáticos, como ya ha sucedido en otros espacios a cargo del gobierno del estado, con lo que se afecta a más de mil creativos.

"Esto directamente afecta a la comunidad artística en general, a ejecutantes bailarines, actores, músicos, además de diseñadores, vestuaristas, iluminadores y gestores culturales", dijo Oskar Santellán, uno de los inconformes.

El viernes pasado en que la propuesta del gobierno del estado llegó a los diputados locales, inconformes con lo que consideran como privatización, entregaron un documento en el que exigen frenar el proceso.

De la próxima legislatura que entrará en funciones a mediados de mes, esperan que retome los cambios y que demuestren apoyo a la cultura de Puebla, además de que adelantaron que  realizarán acciones de protesta.

Foto Agencia Enfoque