El Mtro. Juan Carral O´Gorman, fundador de JC Arquitectura, impartió la Cátedra Prima de la Escuela de Arquitectura, Diseño y Moda de la Universidad Anáhuac, un espacio en el que platicó con los alumnos sobre los elementos que, en su experiencia, han sido fundamentales durante el desarrollo de obras y proyectos para dar soluciones arquitectónicas a los grandes retos del espacio habitable de la sociedad.

En su empresa JC Arquitectura, el Mtro. Juan Carral ha enfocado su trabajo a proyectos de vivienda social y renovación de edificios y espacios públicos, gracias a lo que ha sido acreedor a diversos reconocimientos nacionales e internacionales, entre los que destacan las medallas de oro y plata en la Bienal del Caribe 2017. Este año, participa en la Bienal de Arquitectura de Venecia con el proyecto de renovación urbana Donceles en Cancún, Quintana Roo.

Durante su conferencia, compartió con la comunidad Anáhuac la importancia de pensar integralmente al momento de iniciar un proyecto, ya sea de diseño, moda o arquitectura, señalando que la clave está en conocer todos los aspectos del mismo e involucrarse por completo en cada paso del proceso; lo cual incluye estar presente desde la construcción, hasta el momento de pagar salarios y evaluar el costo total del producto.

De igual forma, hizo hincapié en la necesidad que tiene México de que los jóvenes no solo inviertan en proyectos que aparentan ser muy rentables, sino también en aquellos que a través de su trabajo pueden mejorar la calidad de vida de un gran número de personas. Tal es el caso de la renovación del barrio de Donceles en Cancún, en el cual él está involucrado.

“Analicen las oportunidades que existen dentro de las zonas más relegadas de su región. El impacto social positivo y el éxito profesional son dos rubros que crean una sinergia perfecta, pues el primero inspira al segundo, y éste último financia el primero.

A través de este tipo de eventos, los alumnos Anáhuac tienen la oportunidad de vincularse con líderes de su profesión que además de destacar por su labor profesional, velan por el bien común y ponen su trabajo al servicio de los demás, lo cual forma parte fundamental del modelo educativo centrado en la persona que propone la Universidad Anáhuac.