Los ingleses no encontraron la fórmula para derrotar a la selección de Bélgica y por segunda vez en este mundial cayeron, ahora por marcador de 2-0.

Bélgica fue el llamado “caballo negro” del mundial y aspiraba a llegar a la final, pero además coronarse; sin embargo en su camino se encontró con Francia y cayeron en semifinales.

Una vez más, los belgas mostraron el gran futbol que tienen y se impusieron a los ingleses, con lo que se adjudicaron el tercer lugar de mundial de Rusia 2018.

Thomas Meunier hizo vibrar el estado de San Petersburgo al minuto 4, recibió un pase desde la banda y con un remate bien colocado abrió el marcador muy rápido en el partido.

Con llegadas en ambos marcos y Eric Dier al minuto 70 casi logra el ansiado empate. El jugador inglés entró en el área y logró vencer al arquero Thibaut Courtois, pero Toby Alderweireld apaeció y evitó la anotación.

Eden Hazard recibió el balón fuera del área y avanzó con el esférico dominado para finalmente disparar y anotar el 2-0 al minuto 83, con lo que el partido se definió.

Foto Twitter

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]