Hay películas, videos y recomendaciones que advierten de los peligros de usar un producto que funcione con electricidad cuando estamos mojados o dentro de una tina con agua, pero no todos hacemos caso a las señales que nos indican los riesgos.

Una mujer brasileña de 22 años murió electrocutada en su casa, ya que después de bañarse decidió plancharse el cabello, que aún estaba mojado.

Pero las posibilidades de sufrir un accidente se incrementaron, ya que la mujer estaba descalza, por lo que al plancharse el cabello pasó lo temido.

Camila Sales era el nombre de esta joven, que era madre de un niño de 18 meses y llevaba tres años de casada.

Su esposo fue quien la encontró desesperada en el piso de la cocina con los dedos y parte de su cara pegados al aparato intentando hablarle a su esposo, pero en pocos segundos quedó inconsciente y fue llevada al hospital donde falleció.

Nos dijeron que no podría aguantar el daño ocasionado a los órganos por el shock eléctrico”, contó Vania Ramos, cuñada de Camila, además de agregar que la plancha de pelo había sido un regalo por parte de la tienda de cosméticos en la que trabajaba por su excelente labor en ventas.

Un caso que nos debe alertar sobre los riesgos de no seguir consejos, además de que hay que leer las instrucciones antes de usar un producto.

Foto Peinados.es

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]