Diez de los 23 penales que hay en la entidad bajaron su calificación en la evaluación realizada por la Comisión de Derechos Humanos (CDH) del estado de Puebla entre junio y octubre de este año, mientras que el resto tuvo mejoras.

Los que mostraron resultados desfavorables en comparación con 2016 fueron los centros de Atlixco, Chiautla de Tapia, Chignahuapan, Huauchinango, Tecali de Herrera, Tehuacán, Tetela de Ocampo, Xicotepec, Zacapoaxtla y Zacatlán.

De esta decena, sin embargo sólo se desglosan en el reporte de la comisión los datos completos de ocho de los centros y no hay información sobre Chignahuapan y Tehuacán.

La evaluación incluye entrevistas al director del penal y a un recluso, así como observaciones de los visitadores en aspectos de derechos humanos relacionados con la situación de los presos

De los ocho penales de los que hay datos, el peor evaluado es Atlixco con una calificación de 4.94 puntos de 10; y por abajo del 6 están también Tetela de Ocampo con 5.51, Zacatlán con 5.86 y Xicotepec de Juárez con 5.89.

Los penales que más descendieron en comparación con 2016 fueron el de Zacatlán que perdió 1.53 puntos, Tetela de Ocampo 1.17 y Huauchinango que perdió 0.83 décimas.

De manera general se observa que las perores calificaciones se obtienen de la entrevista que la comisión realiza a los reclusos y estas van del 3.57 obtenido en Tecali de Herrera al 6.94 de Zacapoaxtla.

El promedio general de las 23 evaluaciones fue de 6.24 en una escala de 10 y se muestra una mejora de décimas frente a la evaluación de 2016 que alcanzó un 6.16, con un penal menos evaluado.

En el reporte difundido por la CDH se destacan condiciones de los penales que cambiaron a partir del sismo del 19 de septiembre y que empeoraron la condición de sobrepoblación de los inmuebles.

Tras la contingencia, se detalla, dejaron de ocuparse los centros de Atlixco, Chiautla de Tapia e Izúcar de Matamoros, que ya habían pasado por la evaluación, y la capacidad quedó para 5 mil 910 reclusos en todo el estado.

Hasta el 6 de diciembre se reportaba sin embargo una población de 6 mil 697 reos, lo que significa una sobrepoblación en promedio para la entidad de 9.91 por ciento.

 [relativa1]

[relativa2]