Será a finales de la próxima semana cuando el gobierno federal inicie en Puebla la entrega de las tarjetas de ayuda para los damnificados por los sismos ocurridos el siete y 19 de septiembre pasados.

Así lo informó el subsecretario de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Juan Carlos Lastiri Quirós, quien descartó que se presenten casos de plásticos sin fondos como ocurrió en Oaxaca.

La próxima entrega de las tarjetas ocurrirá a casi dos meses del registro de los siniestros, los cuales dejaron a cientos de familias sin hogar, particularmente en la Sierra Mixteca de Puebla. Los afectados duermen aún con familiares o afuera de sus viviendas para evitar robos.

El funcionario refirió que la dependencia a su cargo cumplió con entregar en tiempo y forma el censo de los inmuebles dañados, por lo que estimó que será a finales de la semana siguiente cuando se entreguen los recursos, una vez que pasen los días inhábiles por el festejo de Todos Santos.

Cuestionado en entrevista sobre la situación que vivieron damnificados de Oaxaca, en la que detectaron que las tarjetas no tenían fondos cuando acudieron a comprar materiales de construcción, Lastiri comentó que esos casos fueron mínimos, por lo que rechazó que ese problema se presente también entre las familias poblanas.

El subsecretario también comentó que las empresas que se eligieron para proporcionar los materiales de construcción, no son improvisadas pues fueron elegidas con minuciosidad a fin de verificar que tuvieran experiencia.

Esta semana Lastiri y Eugenio Mora Salgado, que fue designado por el gobierno del estado como encargado de la reconstrucción, sostendrán una reunión para revisar los avances en materia de educación, vivienda e inmuebles históricos, por lo que prefirió no dar más detalles sobre esos casos.

Municipios expulsores

Destacó que uno de los aspectos informativos que arrojó el censo, es que los municipios en donde hay más daños por el fenómeno geológico, son expulsores de migrantes, pues la mayoría de los hogares afectados están a cargo de adultos mayores o de madres de familia.

Según lo dieron a conocer las autoridades federales y estatales, el monto económico de daños que el sismo del 19 de septiembre dejó en Puebla asciende a más de 5 mil millones de pesos, entre viviendas, escuelas, iglesias y otros inmuebles.

Foto Archivo

[relativa1]

[relativa2]