Al anunciar un plantón indefinido en el zócalo de PueblaRamiro León Flores, representante de los regidores de Jolalpan, aseguró que la orden que el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) dio para que el alcalde Antonio Javana García restituya a la síndico y cuatro regidores es una prueba para que el Congreso del Estado concrete su destitución o le inicie un procedimiento administrativo.

A dos días de haber sido desalojados de la sede del legislativo, León Flores rechazó que exista un trato entre el gobierno de Antonio Gali Fayad y los integrantes del cabildo de Jolalpan, pero que ante la negativa de cesar a Javana García mantendrán su protesta en el primer cuadro de la ciudad.

Afirmó que el fallo que ayer aprobó el TEEP, el cual va en contra de Javana García, demuestra que Jorge Aguilar Chedraui, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso, es omiso ante las arbitrariedades del edil, el cual además –agregó- es protegido del diputado y líder de Movimiento Ciudadano (MC) , José Ángel Pérez García.

“Con esto queda demostrado que el presidente municipal de Jolalpan siempre estuvo actuando de manera arbitraria. Esto desmiente a Aguilar Chedraui en el sentido de que no hay existen pruebas ahí esta una prueba más para que se le inicie el procedimiento de determinación de responsabilidades administrativas , y al gobernador del estado para que entienda que tiene que solicitarle la renuncia o la licencia a este presidente municipal corrupto”.

León Flores recordó que la Auditoría Superior del Estado (ASE) les informó que Javana García tiene un pliego de observaciones por 49 millones de pesos que no comprobó de la cuenta pública 2014 y que el ejercicio fiscal correspondiente al 2015 está en revisión.

Del pago de los salarios a cuatro regidores y la síndico municipal, el munícipe debe cubrir 15 meses de sueldo, lo que representaría cerca de 900 mil pesos, cantidad que debe de cubrir en 10 días.

Además debe  retribuir las prestaciones de la síndico María Elena Vargas Ríos y los regidores Amalia Parra Barrera, Cristino Germán Javana, Eusebio Soriano Serrano, Cirino Arce Bonfil y Marcelino Aguilar García, el alcalde debe de restituirlos en sus cargos.