Coppel de la plaza comercial Xilotzingo fue asaltada por delincuentes armados, quienes robaron dinero de las cajas fuertes y un botín de telefonía celular.

El atraco se cometió el miércoles poco antes de las 4 de la tarde, cuando arribaron dos sujetos que amagaron con arma de fuego a los empleados.

Los hampones los sometieron y los encerraron en la bodega del segundo piso del establecimiento.

Al gerente lo amenazaron con la pistola y le exigieron que abriera las cajas fuertes.

El trabajador accedió por miedo a que le hicieran algo y los delincuentes se apoderaron de todo el dinero que había.

No conformes con eso, se dirigieron a los stands de teléfonos celulares y se robaron aproximadamente 100 equipos de diferentes marcas y modelos.

El robo lo concretaron en 15 minutos y después se dieron a la fuga.

Tras ello, el agraviado pidió auxilio a las autoridades policiales, a quienes indicó que los responsables eran hombres jóvenes, de entre 26 y 30 años de edad.

Uno de ellos –describió- era delgado y de 1.60 metros de altura, aproximadamente, piel blanca y barba cerrada. El otro, quien portaba un arma corta, era como de  1.80 metros de estatura, moreno, robusto, con gorra negra.

Se espera que, una vez que sean entregados  los videos grabados por las cámaras de la tienda, las autoridades puedan tener mayores pistas de los maleantes.

El monto de lo robado no se dio a conocer, ya que el personal del lugar deberá que hacer el arqueo correspondiente.