John Kelly, secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, aseguró que el gobierno de Donald Trump no realizará deportaciones masivas y que no utilizarán al ejército para capturar y expulsar a los migrantes ilegales.

“Quiero dejar muy claro que no habrá deportaciones masivas. El Departamento de Seguridad Nacional de EU actuará conforme a derecho, respetando los derechos humanos”, dijo.

Rechazó que las fuerzas armadas de Estados Unidos vayan en participar en las redadas de migrantes.

“No se hará uso de la fuerza militar en ellos operativos de deportaciones y en la frontera. Será un operativo sistemático organizado enfocado a la entrega de resultados, defendiendo la dignidad humana. No se hará uso de la fuerza armada en las deportaciones”, dijo.

El funcionario norteamericano precisó que los operativos perseguirán a los migrantes con antecedentes penales.

“Será sobre gente con antecedentes criminales, conforme a nuestro marco legal, y todo esto se hará como siempre con estrecha colaboración con el gobierno de México”, dijo.

El secretario de Seguridad Nacional aseguró que si México tiene éxito comercial, Estados Unidos se beneficia.

“Con el éxito y la prosperidad del comercio en ambos lados de la frontera y para beneficio de nuestras dos naciones. Lo que ocurre en México afecta la seguridad de EU y viceversa”.

“La migración debe ser segura, legal y ordenada. Tenemos que reconocer la peligrosa travesía que emprenden muchos centroamericanos y sudamericanos para llegar a Estados Unidos y el tráfico de personas que buscan mejores oportunidades en nuestra nación. También es cierto que se tiene que reconocer el flujo de armas y capitales de EU a México”, dijo.

Crédito de la foto MXQ Noticias