Padres de familia protestaron la mañana de este lunes frente a las instalaciones de la escuela primaria Amado Nervo, ubicada en la colonia Guadalupe Caleras, para exigir la llegada de tres maestros de forma definitiva y la reinstalación de la directora, Judith Elena Lechuga Flores.

Los tutores explicaron que la supervisión de la zona no está atendiendo la demanda de enviar a maestros de forma definitiva para los grupos Tercero “A”, Tercero “B” Cuarto “C”.

“No queremos a maestros interinos”, “Pedimos la intervención del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño”, “No queremos gente a gente corrupta en el plantel”, decían las pancartas exhibidas por los padres de familia.

Los inconformes revelaron que la supervisión de la zona solo manda a docentes interinos y, al final, los estudiantes pierden clases por cuestiones administrativas.

“No queremos a maestros interinos. Exigimos maestros que estén comprometidos con el plantel y no que los cambien a cada rato. Exigimos una respuesta a la SEP. Estamos preocupados por la educación de nuestros hijos y no queremos que a cada rato estén cambiando a los docentes”, comentó Azucena Sánchez, una de las madres inconformes.

Durante la protesta, los padres de familia pidieron a la Secretaría de Educación Pública (SEP) la reinstalación de la directora, Judith Elena Lechuga Flores, quien fue asignada a un nuevo espacio educativo.

“No es justo que se lleven a la directora; ella nos estaba apoyando para que nuestros hijos tuvieran maestros definitivos. Ahora se la llevan cuando se trata de una directora que está comprometida con la escuela. No queremos que se la lleven. Que nos regresen a la directora y nos pongan a docentes. Nos mandaron en lugar de la directora a la supervisora y no la queremos”, agregó la madre de familia.

Ante la protesta, la SEP informó que se estableció una mesa de diálogo con el objetivo de atender las inquietudes de los padres de familia y llegar a acuerdos.