La Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) confirmó que un menor de 16 años de edad –identificado como Luis Ángel- murió durante el operativo que policías estatales realizaron en la comunidad de La Magdalena Tetela, en Acajete, para decomisar vehículos que serían usados en la transportación de combustible robado.   

Además dijo que dos uniformados accionaron sus armas en “legítima defensa”. 

Horas antes de que la dependencia confirmara el fallecimiento, pobladores cerraron la carretera federal Puebla-Tehuacán y la autopista Puebla-Orizaba para denunciar la muerte del joven durante los hechos ocurridos entre la noche de ayer y la madrugada de este viernes. 

También acusaron que los agentes ingresaron a las casas y agredieron a los habitantes por lo que había más personas heridas. 

El operativo 

Pobladores de la comunidad de La Magdalena Tetela quemaron una patrulla de la Policía Estatal, por el aseguramiento de unos vehículos cargados con combustible durante los primeros minutos de este día.

Inicialmente no se reportaron herido ni detenidos cuando elementos del Grupo de Operaciones Estatales (GOES) realizaron el aseguramiento de tres camionetas, en cuyo interior fueron hallados contenedores con hidrocarburo.

Fuentes extraoficiales informaron que los habitantes de esa localidad reaccionaron furiosos y se le fueron encima a los policías.

Estos últimos lograron escapar pero dejaron una patrulla que ya no pudieron sacar debido a que la turba se los impidió. 

Finalmente, los inconformes incendiaron la unidad oficial y ninguna corporación intervino para poner orden.

La protesta 

Alrededor de las 14:00 horas de este viernes, vecinos de La Magdalena Tetela cerraron la carretera federal Puebla-Tehuacán y la autopista Puebla-Orizaba para exigir castigo contra los policías estatales por el fallecimiento de Luis Ángel, de 16 años, quien fue herido durante el operativo de la madrugada. 

Hombres encapuchados y con machetes, además de mujeres, cerraron las vialidades con llantas a las que prendieron fuego. En pancartas mostraban mensajes como: “Justicia por el menor asesinado”.

Los manifestantes acusaron que los uniformados ingresaron a los domicilios y golpearon a sus habitantes, por lo que había más personas heridas. 

SSPE da su versión 

Luego de dar a conocer el aseguramiento de tres camionetas con reporte de robo y que presuntamente eran usadas para trasladar combustible ilícito, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) aceptó que un menor de edad murió durante el operativo. 

A través de un comunicado de prensa, la dependencia explicó: “Sujetos presuntamente vinculados con el robo de hidrocarburo, iniciaron agresiones en contra de los policías estatales que efectuaban el operativo, y estos mismos sujetos realizaron diversas detonaciones de arma de fuego en la zona poniendo en riesgo a terceros y provocando daños a una camioneta de la Policía Estatal que presenta diversos impactos de bala. Posteriormente se tuvo el reporte preliminar de la lesión y fallecimiento de un joven de 16 años de edad”.

Posteriormente la SSPE dio a conocer que los uniformados se retiraron de la comunidad por lo que no estuvieron presentes cuando se prendió fuego a la patrulla. 

También destacó que las autoridades competentes ya saben del caso y que tienen la información necesaria para la investigación, incluida la de los dos policías que accionaron sus armas de cargo “en legítima defensa”.