El presidente Enrique Peña Nieto advirtió que la insatisfacción con la democracia es tierra fértil para la demagogia, porque abre la puerta para teorías falsas y soluciones por decreto.

Peña Nieto asistió a la firma de la Declaración de Chapultepec, adoptada en 1994, la cual considera que una prensa libre es condición fundamental en una democracia.

En el acto, el Ejecutivo federal estuvo acompañado por el presidente de la Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP), Pierre Manigault.

Indicó que los medios digitales y las redes sociales son plataformas para denunciar lo que no funciona, pero que han generado expectativas rápidas en la sociedad que al no cumplirse de forma inmediata, producen frustración, desencanto con la democracia y pesimismo.

“Esta insatisfacción con la democracia suele ser tierra fértil para la demagogia, abre la puerta para teorías falsas, promesas o soluciones por decreto”, dijo.

Peña Nieto afirmó que el gobierno mexicano se compromete a respetar a la prensa y la libertad de expresión.

“La intimidación y los ataques contra periodistas no sólo afectan su integridad y el ejercicio de sus libertades individuales, sino que nos dañan como sociedad”, dijo.

Estableció que a finales de la administración pasada aumentaron las agresiones contra periodistas y que 2010 se creó la Fiscalía Especial para la atención contra delitos cometidos contra la libertad de expresión.

Indicó que en 2012 se puso en marcha el Mecanismo para la proyección de Personas de Derechos Humanos y Periodistas, que cuenta con mejoras operativas y técnicas, y asesoría de Freedom House.

El mecanismo ya protege a 452 personas, de la cuales 285 son defensoras de derechos humanos y 167 son periodistas.

Crédito de la foto http://lasillarota.com/