Por el delito de homicidio culposo, la Fiscalía General del Estado (FGE) procedió contra la maestra que tenía bajo su cuidado a la bebé Renata Valentina, en la guardería "Pequeños Triunfadores", por lo que este día solicitó al juez de control, Lucio León Mata, que fuera vinculada a proceso.

En la audiencia inicial, llevada a cabo esta mañana en la Casa de Justicia de la ciudad de Puebla, la imputada Gema Ch. se reservó su derecho a declarar y le pidió al juez que le otorgara el plazo de 72 horas que establece la ley, para resolver su situación legal, misma que vence el próximo jueves por la noche.

En su intervención, el agente del Ministerio Público explicó que, de acuerdo con las investigaciones, la niña se cayó mientras estaba el resguardo de Gema, lo que provocó que se desnucara y perdiera la vida.

Relató que las demás maestras no se percataron de nada hasta que la hoy acusada empezó a pedirles ayuda porque la menor no respondía. Incluso, según la versión de una de las encargadas de la guardería, Renata Valentina ya no tenía signos vitales y su piel se le veía morada, por lo que decidieron llamar al 066.

Al tratarse de un delito culposo, Gema podrá enfrentar su proceso en libertad; sin embargo, ante el riesgo de que pudiera evadir a la justicia, León Mata determinó necesario imponerle tres medidas cautelares.

La primera es que deberá presentarse a firmar cada 15 días; dos, tiene prohibido acudir al domicilio de la víctima o la estancia infantil donde laboraba y, finalmente, tendrá que pagar una garantía económica de 300 mil pesos en un plazo de 15 días.

Lo anterior, a modo de garantizar la seguridad de las víctimas y su permanencia en el procedimiento.

Será hasta el miércoles a las 13:00 horas cuando se reanude la audiencia de vinculación a proceso.

Deudos piden justicia

Noel Castellanos, primo de Renata, comentó que para su familia lo más importante por ahora es saber lo que pasó el día de lo ocurrido y que el caso no quede impune.

"El tema económico realmente no nos interesa, queremos respuestas. Tenemos ya aproximadamente un mes que sucedieron los hechos tan lamentables y no tenemos respuestas claras, no hay un solo detenido", manifestó.

El afectado también opinó que Renata no pudo sufrir una caída, tal como lo mencionó el Ministerio Público, pues de ser así la bebé de 1 año y 6 meses de edad hubiera presentado más lesiones.

En ese sentido, consideró que la declaración de la maestra Renata es imprescindible para poder esclarecer la mecánica de los hechos, la cual aún no ha sido determinada por las autoridades ministeriales.

"Tiene que llegar el momento en que ella (Gema) tenga que dar su versión oficialmente y eso es lo que queremos saber, escuchar de viva voz de ella qué fue lo que realmente pasó", expresó.

[relativa1]