El Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) exoneró a Antonio Gali Fayad, candidato de la alianza Sigamos Adelante y al partido Compromiso por Puebla, por el uso de la propaganda en la que presuntamente se descalificaba el origen de Blanca Alcalá Ruiz, abanderada del PRI-PVEM-PES.

Durante la sesión pública, los magistrados resolvieron 14 procedimientos especiales sancionadores, 12 de ellos promovidos por el Revolucionario Institucional (PRI) y los dos restantes por la representación del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

El PRI presentó quejas por lo que calificó como mensaje discriminatorio de la campaña de Compromiso por Puebla y Gali Fayad hacia la senadora con licencia,  así como por la colocación de propagada en equipamiento urbano, aspecto por el que Morena también se inconformó.

Al presentar las ponencias, los magistrados Jorge Sánchez Morales,  Fernando Chevalier Ruanova y Ricardo Adrián Rodríguez Perdomo, declararon como inexistentes los agravios de ambos partidos, debido a que en el proceso de verificación de la propaganda y la colocación de la misma en mobiliario urbano, ésta ya no se encontraba disponible.

Al respecto, el magistrado Sánchez Morales refirió que el Instituto Electoral del Estado (IEE) continúa con una práctica de dilación para aceptar o rechazar las denuncias, lo que provoca que al momento de verificar las inconformidades de los partidos, no se cuente con pruebas para juzgar las faltas de los demandados.

En su exposición, el expresidente del IEE refirió que hay casos en los que entre la presentación de la queja en Oficialía de Partes y la verificación de la falta transcurren nueve días, lo cual vulnera el artículo 413 del código electoral, en el cual se indica que se tiene un plazo de 24 horas -tras la presentación de las querellas- para aceptarlas o rechazarlas.

La queja del PRI contra Gali Fayad y Compromiso por Puebla, partido que forma parte de la alianza Sigamos Adelante, se debió al mensaje con el que descalificó el lugar de nacimiento de Alcalá Ruiz, quien de 2008 a 2011 fue presidenta municipal de Puebla.

La campaña impulsada por el partido estatal consistió en anuncios espectaculares en los que se mostraban las imágenes de ambos contendientes a Casa Puebla con leyendas en las que se hacía referencia al lugar de nacimiento del panista y la priísta.

¡"Un poblano para los poblanos!" con la imagen de Gali Fayad, mientras que sobre la fotografía de Alcalá Ruiz aparecía la leyenda ¿Una tlaxcalteca para los poblanos?

A la par de declarar inexistente la queja del PRI, los magistrados determinaron que las denuncias de Morena y el partido tricolor por la colocación de propaganda en equipamiento urbano (puentes), tampoco podrían juzgarse debido a que los materiales que fueron denunciados ya no se encontraban en los lugares referidos.