Bajo la máxima de a donde fueres haz lo que vieres, el escritor de comedia y standopero mexicano Jurgan se prepara para la conquista de todo el territorio nacional, con una serie de presentaciones en provincia, a donde llevará lo mejor de su hilarante comedia, aderezada con cuestiones locales que permitan al público identificarse y hacer suyo el espectáculo.

Es algo que siempre hago, pregunto qué es lo más representativo de los lugares en los que me presento, cuál es el tema en el candelero y escribo sobre eso, adaptando el espectáculo para que tenga un toque local que ha gustado mucho en los estados”, comenta Jurgan Jacobo, quien refiere que cada lugar que ha visitado tiene siempre algo distintivo que le permite conectarse con la audiencia.

En esta oportunidad, “voy a Celaya el día 12, en Aguascalientes estaré el 18 y en Querétaro el 19, el 26 voy a Guadalajara, y el día 1 de marzo me presento en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas”, añade el comediante, quien tiene claro que primero debe llegar a todo México antes de pensar en la internacionalización.

“Sí lo he pensado y yo creo que será a finales de este año o principios del próximo cuando se haga algo ya en forma hacia el sur de Estados Unidos, porque quiero hacer stand up en español no en inglés”, asevera Jurgan, a quien le gusta trabajar para sus paisanos.

De manera paralela, el escritor de éxitos como “La familia de 10” mantiene su compromiso con la enseñanza de este género, el cual ha adoptado de manera formal desde hace año y medio, ofreciendo cursos que han preparado a otros, desde artistas, periodistas y público en general.

El 17 de este mes, destaca, se gradúa una nueva generación de standoperos, lo cual le da mucho gusto porque se trata, dice, de un grupo talentoso de ocho personas, donde otra vez hay reporteros y público en general, que van a presentar la prueba de fuego, que es subirse a escena y hablar de ellos, en tono de comedia, frente al público.

Entre sus graduados de esta ocasión, en Escenaria de Pedregal, estarán el comentarista deportivo Antonio Rosique, quien vio su espectáculo en el Foro Shakespeare y al saber del curso se entusiasmó de participar.

Así es que cada vez somos más en esta comunidad de standoperos, que ahora suma unas 45 personas…tenemos cuatro shows, hay quienes ya llevan espectáculos completos, otros van empezando, es padre la comunidad, y cada vez hay más interés que se genera de boca en boca; van muchos amigos de los graduados y regresan para entrenarse”, afirma complacido el comediante.

El rollo, añade, es enseñarlos a escribir en comedia, contando las cosas que les pasan y aunque no se les cobra por la terapia, bromea, sí ha habido muchos “que me han dicho que les ha cambiado la vida, porque es como terapia, cuentas tus cosas y te descargas”, añade el standopero mayor, quien junto con Lisi Esnaurrizar se ha convertido en uno de los principales promotores del género en la capital mexicana.

En esa labor de promoción del género además de funciones, Jurgan también tiene ya pactados algunos cursos en provincia, por ejemplo, dice, en marzo o abril estará preparando sangre nueva en la comedia en Pachuca; antes lo hará en Tuxtla Gutiérrez y en mayo también en Veracruz, porque la idea, sostiene, es tener presencia en todo el país.

*******

Te invitamos a que sigas a e-consulta Magazine en Twitter (clic aquí) y Facebook (clic aquí).