La Organización No Gubernamental (ONG) Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) solicitó a las autoridades del estado realizar una investigación en torno a 300 casos de homicidios que se presentaron en la entidad desde el año 2013 y hasta el mes de septiembre para determinar si se trataron de feminicidios.

Para la organización, en los casos murieron mujeres, situación que obliga a las autoridades a determinar si fueron ataques directos contra una persona por pertenecer al género femenino.

Vianeth Rojas Arenas, directora del Odesyr, llamó a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado a revisar cada uno de los expedientes y presentar un informe sobre las causas de las muertes.

En rueda de prensa, la representante de la ONG comentó que a partir de la información difundida en medios de comunicación, se contabilizaron 167 casos de posibles feminicidios en los últimos años, sin embargo, es necesario que laPGJ presente un informe detallado.

Resaltó la importancia de que la Comisión de Derechos Humanos (CDH)  en el Estado de Puebla abra una mesa de diálogo en la que participen académicos, especialistas y representantes de la sociedad para analizar si existen las condiciones para establecer una alerta de género.

“Debemos abrirnos al diálogo. Es necesario determinar si se puede solicitar una alerta de género para algunas regiones del estado. En el análisis, deben participar autoridades, organizaciones no gubernamentales y diferentes sectores de la sociedad”, comentó.