La onda expansiva de la explosión de un cohetón fue lo que causó la lesión que a la postre costó la vida al menor José Luis Tehuatlie Tamayo, concluyó la Procuraduría General de Justicia (PGJ), al presentar los resultados de las investigaciones del enfrentamiento registrado durante el desalojo de la autopista Puebla-Atlixco el 9 de julio.

El procurador Víctor Carrancá Bourget indicó que el cohetón fue lanzado por los pobladores de la junta auxiliar de San Bernardino Chalchihuapan, pues sostuvo que durante la dispersión del bloqueo de la autopista los elementos de la policía estatal sólo utilizaron gases lacrimógenos pero no balas de goma.

El funcionario acusó a los pobladores de iniciar el enfrentamiento con los efectivos y señaló que entre los manifestantes se infiltraron grupos ajenos a la comunidad que utilizaron bombas molotov, cohetones de propulsión, explosivos, piedras y “resorteras” para lastimar a los elementos.

Al ofrecer una conferencia de medios ante medios locales y nacionales para dar a conocer el dictamen pericial sobre lo que provocó una lesión en la cabeza a Tehuatlie Tamayo, Carrancá fue cuestionado sobre aspectos como cuántas líneas de investigación fueron abiertas sobre el tema, si se definió el protocolo de actuación de los policías estatales, entre otros, mismos que no aclaró bajo el argumento de que la prioridad de la dependencia es esclarecer la muerte del menor.

Cabe señalar que aunque con anterioridad se informó que la Procuraduría General de la República coadyuvaría con las investigaciones, en la difusión de los primeros resultados no estuvieron presentes funcionarios de la dependencia federal.

Sostiene PGJ tesis de onda expansiva

El procurador explicó que aunque José Luis Alberto se encontraba entre los manifestantes de Chalchihuapan –pues mostró dos fotografías en las que presuntamente el menor sostiene una manta de protesta–, cuando inició la reyerta entre pobladores y policías sobre la autopista, éste se encontraba en los campos de cultivo a una distancia de 99.48 metros del punto del altercado.

Dijo que la lesión en el cráneo del infante se registró entre las 14:33 y las 14:38 horas, y mostró un video en el que a esa hora y en el lugar de los hechos no había elementos de Seguridad Pública y sí pobladores –insistió–.

En la grabación se aprecian pobladores, efectivos ubicados sobre el puente que hay en el lugar y alumnas que pasan por el sitio, pues salían de la escuela que hay cerca de la autopista.

En el lugar de los hechos, los peritos encontraron un fragmento de hueso, que de acuerdo con el procurador, pudo pertenecer al menor, no obstante, están a la espera de resultados de exámenes de genética y ADN para corroborar la presunción.

Carrancá comentó que durante la investigación, que se radicó en el expediente 468/2014, se comprobó la capacidad de daño que pueden provocar los artefactos presuntamente utilizados por los pobladores, tales como los cohetones, por lo que determinaron que la velocidad de este y la incierta trayectoria que recorre, provocó el golpe.

“Ninguno de los objetos, a excepción de los cohetones, produjo lesiones similares a una fractura multifragmentaria como la que se describe en los dictámenes médicos e historia clínica del menor, incluyendo, desde luego, las lanzadoras de gas lacrimógeno, tanto de corto como de largo alcance”, acotó.

Asegura Carrancá que hubo infiltrados entre los manifestantes

En este contexto, el procurador refirió que entre los manifestantes de Chalchihuapan hubo grupos infiltrados que usaron los artefactos mencionados de manera premeditada, los que ya fueron identificados, aunque prefirió no hacer señalamientos sobre de quiénes se trata aunque fue cuestionado de ello por los representantes de medios de comunicación.

Sólo agregó que las indagatorias continúan y posteriormente dará a conocer el resultado sobre el tema en particular.

Sin embargo, comentó que los “agresores” ocuparon bombas molotov, cohetones de propulsión y de fabricación no industrial, piedras y “resorteras” para lastimar a los efectivos que realizaron el operativo.

Faltan dictámenes sobre y protocolos de actuación

Durante la conferencia de medios, el procurador fue interrogado sobre si las investigaciones periciales arrojaron resultados sobre el tipo de protocolo de actuación que los efectivos utilizaron durante el desalojo, así como cuántas líneas de investigación hay sobre los hechos y el número de presentados que hay, a lo que refirió que estos datos aún no se tenían listos pues la prioridad es el esclarecimiento de la muerte del menor.

Otros pobladores fueron heridos con piedras

El funcionario también fue cuestionado sobre si las indagatorias arrojaron qué tipo de artefactos provocaron una lesión en la mandíbula y en el tórax de dos de los pobladores, ya que estas son similares, a lo que señaló que estas pudieron ser ocasionadas con piedras.

Cabe señalar que la lesión que recibió José Martín Xelhua Romero en la mandíbula y que perforó su mejilla, le provocó la pérdida del habla. El otro herido es Vicente Tendero Jiménez.

Especialistas participaron y revisaron el dictamen, argumenta la PGJ

Carrancá argumentó que las indagatorias se realizaron en disciplinas como: medicina forense, criminalística, topografía, química forense, arquitectura, fotografía y video, balística, análisis de voz, comportamiento, criminología, explosivos, físico matemáticas y explosivos entre otras. 

En la conferencia acompañaron al procurador Rubén Hernández Hernández, director general de Especialidades en la Coordinación de Criminalistica de la División científica de la Policía Federal; Aldo Salazar Téllez, agente del Ministerio Público (MP) del Consejo Mexicano de Medicina Legal y Forense A.C.;  José Manuel Cervantes Jiménez, delegado de la Cruz Roja; y Consuelo García Gil, directora de Servicios Médicos de la UDLAP.

Aunque Moroni Pineda Robles, representante de la agrupación Mexicanos Primero en Puebla, fue presentado como uno de los revisores del dictamen de la PGJ, la agrupación a nivel nacional precisó al periódico La Jornada de Oriente que ello no significa un aval al estudio y que el personaje sólo acudió a título personal.