Opinión

Patear el avispero

Jueves, Enero 12, 2023
Leer más sobre Eduardo García Anguiano
Las políticas antidrogas en el mundo se diseñan acorde a las realidades de cada país
Sociólogo y Maestro en Administración Pública. Ha laborado en el gobierno federal y gobiernos locales en áreas de seguridad, gobierno y salud. Ha sido profesor en: UDLAP, IMIDECIP, Instituto Técnico de Formación Policial de la CDMX y en el INAP.
Patear el avispero

A pesar de la posmodernidad hemos atestiguado viejas prácticas sobre el control de drogas en los aspectos legales y comerciales; un ejemplo es el uso de la mariguana recreativa y medicinal, de corte contemporáneo, otro es el de las detenciones de personas ligadas al mundo ilícito, más de corte tradicional. Veamos:

Despenalización de las drogas.- En diversos países se hace uso de la marihuana para fines médicos y científicos, algo novedoso pues en el caso del opio su uso legal para fines médicos es de vieja data, aunque nuestro país no sea parte del grupo que lo siembra legalmente para estos propósitos.

La marihuana, peyote y hongos, para uso recreativo o tradicional presenta casos diferenciados, en países europeos y americanos se comercializa con fines lúdicos, en Holanda algunos cafés incluyen también al hongo y en México existe uso tradicional lícito de peyote y hongos. Toda esta situación se ubica dentro de los márgenes legales en la categoría respectiva.

Aplicación de la ley.- En cuanto al control de la producción, el tráfico y comercialización ilícita de drogas, la situación se mueve dentro del ámbito de la seguridad nacional, sea por la vía bilateral o trilateral, como lo hemos visto recientemente en la Cumbre de Norteamérica.

Más artículos del autor

Hace algunos años la comercialización ilícita de la cocaína principalmente, generaba una política de control, hoy se dirigen las baterías al tráfico de fentanilo; la diferencia estriba en que trasciende las fronteras continentales. En este marco sucedió el “culiacanazo 2.0”, no podría ser de otra forma, pues se ve poco probable que exista una política similar a la de la mariguana recreativa, para la nueva droga en auge en el mercado norteamericano.

Subcultura del narcotráfico.- Los referentes han cambiado, antes se podía satanizar a los delincuentes, hoy el fenómeno de la trasnacional de la droga genera una vida de mayores ingresos para diversos sectores poblacionales, hecho que ninguna política social ha logrado en todo nuestro continente.

Derivado de lo anterior, grupos marginados acceden a la tecnología digital, a las armas modernas y a ejercer un poder ilegal, lo que se traduce en que la juventud, marginal o no, aspira a ser “buchona”, “sicario” o ascender en la escala del narco. Los niños juegan a ser “sicarios” o “halcones”, se escucha música o se ven programas televisivos sobre la delincuencia organizada y en los medios de comunicación se emplea el lenguaje de esta subcultura, en vez de usar un lenguaje legal o coloquial que no los enaltezca.

Carlos Marx expresó: “La historia se repite dos veces: la primera como tragedia, la segunda como farsa”.

Vistas: 716

Loadind...