Opinión

El Edomex y la traición del PAN

Miércoles, Agosto 10, 2022
Leer más sobre Ociel Mora
La gran traición al Estado de México y a la democracia llegó de la mano del PAN y de Marko Cortés
Es vicepresidente de Perspectivas Interdisciplinarias, A. C. (www.pired.org), organización civil con trabajo académico y de desarrollo económico de grupos vulnerables; y promotora de acciones vinculadas con la cultura comunitaria indígena y popular. Su línea de interés es la Huasteca y la Sierra Norte de Puebla.
El Edomex y la traición del PAN

La nominación de candidato para el Estado de México es un hecho consumado en el partido oficial: Morena. Cierto: la “elegida”, ni con mucho, es la mejor postulante para enfrentar el rezago social que la tiene entre las entidades con mayor pobreza y pobreza extrema (ver indicadores de CONEVAL). Pero es la señalada por el dedo del Presidente de la República, en su condición de jefe supremo del Partido. Pero más que el rezago social, y las brutales desigualdades que la dividen. La cuestión de fondo es que medio Estado de México está tomado por el crimen organizado.

No lo digo yo, lo refieren las planas nacionales, los expertos en la materia y los mapas de inseguridad, violencia, desplazados, desaparecidos y homicidios. Tasas por arriba de la media nacional. Si habremos de creer en sus reportes, en la elección pasada, La maña (sea quien sea esa figura) intervino abiertamente para bajar a un candidato de oposición y subir a la abanderada del partido gobernante. Los hechos ocurridos en el distrito que tiene por cabecera a Valle de Bravo.

Ni al presidente ni las autoridades electorales y judiciales, ni quienes ahora figuran como aspirantes, a ninguno de todos, no obstante sus atribuciones, el tema les mereció su atención. Del Ejecutivo federal para abajo, se guardó silencio de sepulcro; al final las cosas se hicieron como fue mandado. Esa entidad, donde la fuerza ha reemplazado a la razón de la palabra y la legalidad institucional, será gobernada, con toda seguridad, por doña Delfina. Un personaje que –hay que decirlo desde ya– carece tanto de la honradez pública como de la eficacia técnica para hacerlo. Pero ya fue elegida, y así será. Como en el pasado, cuando el PRI era amo y señor, las votaciones serán un acto de pura formalidad administrativa, en mucho gracias al PAN que ya se vendió.

Veamos. En mayo de 2021 el periodista Raymundo Riva Palacio, escribió:

El lunes pasado Sudykey Rodríguez, la velocista olímpica candidata de la coalición PRI-PAN-PRD a la presidencia municipal de Valle de Bravo, estaba en un mitin en la cascada Velo de Novia, en Avándaro, cuando dos personas se le acercaron y le dijeron: “Necesito que te pares ahí abajo”. Según narraron personas que hablaron con ella, les dijo que no podía porque estaba con sus simpatizantes. De nada sirvió. La obligaron a irse con ellos, la subieron a un vehículo y la llevaron 64 kilómetros a Tejupilco, en el sur del Estado de México, donde una persona empapada en alcohol, rodeada por un grupo armado, le dijo: “Mira Sudy, me han ordenado matarte, pero voy a perdonarte la vida. Sólo te pido que te escondas y que te bajes de la campaña.
Rodríguez, se quebró. “No me mate”, imploró. “¿Qué quiere?, ¿que me vaya del país?”. Esa persona, identificada por fuentes militares como Johnny Hurtado Olascoaga, El Pez, le respondió: “No, sólo escóndete y bájate de la campaña”. El Pez y su hermano José Alfredo, apodado El Fresa, encabezan una fracción sobreviviente de La Familia Michoacana que ha operado hace más de una década en la Tierra Caliente de Guerrero, y controlado por años el corredor criminal entre Arcelia y Valle de Bravo. En la actualidad tienen una alianza con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Y también que:

La acción de los hermanos Olascoaga fue acompañada por el director de Aduanas, Horacio Duarte, quien en pinzas –deliberada o coincidentemente– con los criminales, actuó en simultáneo. Duarte se presentó sin previa cita en la oficina del actual alcalde Mauricio Osorio, del PRI, para amenazarlo que, o dejaba de respaldar a la candidata de la alianza opositora, que está aventajando a Núñez en algunas encuestas que se han hecho de manera privada, o le iba a echar encima al SAT, donde está incorporado Aduanas, para que lo persiguiera. (Aquí la columna de Riva Palacio).

Pero, ojo. El problema ni siquiera es que la señora sea una delincuente, como fue condenada por las autoridades judiciales y electorales. Puede corroborarse con sólo dar un clic (SUP-REP-59/2020; SS del TEPJF y SUP-RAP-403/2021). Ni en su incompetencia supina demostrada en su paso por la Secretaría de Educación Pública, como también se puede corroborar con otro clic (literalmente despareció el Programa de Educación Especial, pues de un presupuesto de 433 millones de pesos, sólo se ejercieron 2.2 millones; y el Programa de Desarrollo Docente pasó de un ejercicio de 108.6 millones, a sólo seiscientos mil, el resto se recortó, según una análisis de Mexicanos Primero recogido en Milenio; amén de la desaparición del Programa  de Escuelas de Tiempo Completo). El problema de fondo, y que concentra toda la estulticia de la que se pueda ser capaz, se encuentra en los partidos de oposición. En particular en Acción Nacional. No de Movimiento Ciudadano, como se especuló que podría ocurrir. El señor Dante Delgado se ha mostrado moroso, excesivamente moroso, respecto de la conformación de una mega alianza opositora en el 2024, y en la entidad en cuestión lleva candidato propio. Pues no; no fue MC y su prohombre.

La gran traición al Edomex a la democracia, y a quienes todavía creen en la importancia de los partidos políticos para acceder a los puestos de gobierno, llegó el fin de semana de la mano del PAN y su dirigente nacional, Marko Cortés. En los hechos, Acción Nacional se ha asociado con el partido oficial, la Cuatro Te y el Presidente de la República. Seguramente para garantizar el triunfo de Morena y su candidata, a cambio de sepa Dios qué. Es la verdadera esencia del PAN, oculta hasta ahora. En un el proceso que se juzga el primer anuncio de lo que con toda seguridad ocurrirá en el 2024.

En lo que a todas luces se columbra como una acción concatenada, Cortés –Marko–anunció que el ex presidente municipal de Huixquilucan, Enrique Vargas será el candidato del PAN a gobernador del Estado de México. Acto seguido, Vargas, expresó que en ese partido estaban “listos para ganarle a Delfina en cualquier escenario. Será una contienda en la que triunfemos por la experiencia de buen gobierno, contra la incapacidad y la corrupción. En el Estado de México somos más los que estamos en contra del régimen que se impulsa desde Palacio Nacional y no vamos a permitir que aquí se instale el retroceso disfrazado de transformación, como está ocurriendo en el país”; bla-bla y bla-bla.

No. No es el presidente López Obrador ni Morena. Los culpables de todos los males que tienen a México sumido en el fondo del pozo no son ellos. Es la oposición, y de manera declarada, ahora lo sabemos, el Partido Acción Nacional.

Chayo News
Muchas lecturas han suscitado la inopinada presencia en Puebla del titular de Gobernación federal, el señor Adán Augusto López. En una comida dotada de sentido político, como en regímenes autoritarios. En el que los comunicados todavía son con señas. Una presencia hueca en definiciones locales y nacionales, tratándose de quien se trata. No fue una comida de trabajo, en la que se conocieron los problemas y sus eventuales soluciones. Pues el encargo de la política interna nacional se ahogó en politiquería aldeana, que no está en sus atribuciones, ni le corresponde pronunciarse. Ignoro que tanto haya llamado la atención de los medios de comunicación. Esa era la finalidad. Enturbiar las aguas con el morbo de la sucesión del gobernador Miguel Barbosa, echándole más gasolina a la discordia en la cúpula. En tanto que Puebla atorada por los pleitos de sus políticos. La Federación quiere que todo el país se quede de brazos caídos mirando el espectáculo de cómo los de arriba, los de su partido, se acuchillan por la chequera de la hacienda pública. Como si el país viviera en bonanza. Nadie habla de problemas, para qué amargar la vida de los presentes.

No hay que engañarse, Miguel Barbosa Huerta ya es gobernador. ¿Qué hacer, entonces? Pues apoyarlo. Que es apoyar a Puebla. Punto.

Vistas: 420

Loadind...