Opinión
Loading...
Loading...
Al Momento
    Más Leídas

      Todos educamos para algo

      Jueves, Mayo 12, 2022
      Leer más sobre José Guadalupe Sánchez Aviña
      El problema no es una ideología en sí, sino el quererla imponer a los demás como un adoctrinamiento
      Doctor en Educación, Sistema Universitario Jesuita ademas de ser maestro en Investigación Educativa por la Ibero Puebla realizó su licenciatura en Sociología por la UNAM . Actualmente es Académico de Ibero Puebla
      Todos educamos para algo

      Después de haber aprovechado el respiro que brindó, como día inhábil, el pasado 5 de mayo, así, como dejar pasar un poco la tendencia momentánea de escribir sobre la ideologización en y de la educación, hoy, un poco más sereno, me referiré a esa imagen que nos ofrecen diversos funcionarios del actual gobierno, con discursos que nos hacen pensar en su pretensión de utilizar al sistema educativo nacional para producir a los individuos y al país que más le conviene.

      Lo primero que tengo de decir tiene dos componentes en la misma línea y complementarias: el primero, ¡siempre, se educa para algo! inevitablemente; habrá quienes lo hagan sin saber ni controlar, y otros que, sabiéndolo, lo controlan e institucionalizan. El segundo componente, ¡resulta ilógico pensar que exista un sistema educativo, diseñado para atentar en contra del sistema social que lo alberga! Por supuesto que, con lo dicho, podríamos organizar un seminario y dialogar horas y más horas; por lo pronto, solo lo menciono porque me llamó la atención, que varios especialistas hicieran referencia a la ideologización en y de la educación, con la sorpresa que causa algo nuevo.

      Solo para marcar un referente de lectura, por ideología podemos entender, de manera sencilla, el cuerpo de ideas que personas o grupos de personas sostienen frente a los demás, éstas pueden referirse a cualquier ámbito: el cultural, el político, el económico, y al educativo, por ejemplo.

      Punto y aparte, resulta la sobreideologización de su abordaje, sobre todo, viniendo del gobierno encargado de velar por la educación de la población. La sobreideologización dificulta la visualización de iniciativas que podrían resultar serias y convenientes. Algunos funcionarios de alto rango no ayudan mucho que digamos, con sus discursos que rayan en el adoctrinamiento.

      Fuente: Educación Futura EF

      Sí, toda educación tiene una intencionalidad, pero, “no la chiflen, que es cantada”. El problema no es esa ideología en sí, sino el quererla imponer a los demás; por eso es vital que la educación contribuya a que las personas puedan formarse capaces de informarse, deliberar, decidir y actuar por sí mismas. Si lo anterior se cumple, estaríamos ante individuos que se reconocen como tales, con el derecho de tener sus propias razones para pensar de cierta forma, sobre todo, capaces de reconocer ese derecho en los otros, sembrando la inquietud de saber las razones que, tienen quienes piensan diferente.

      Sí, reconozco que siempre educamos para algo, y esto puede variar de acuerdo a momentos, espacios, y a grupos en el poder. No es nuevo y dudo mucho que se modifique, pues atentaría contra propia lógica de la relación educación-sociedad; sin embargo, no renuncio a pensar que la educación auténtica se define en la promoción de la autoconstrucción de seres auténticos, es decir, de aquellos que teniendo la posibilidad de pensamiento propio, se liberan de la ignorancia y de esa falsa sensación de saber lo que no saben y encuentran necesario el diálogo con quienes piensan diferente.

      Cierro mi texto, citando a Octavi Fullat, pensador catalán contemporáneo, que, aludiendo a la educabilidad del ser humano, nos dice:

      “El ser humano se separa del resto zoológico en que no solo vive incrustado en el mundo, en que no tiene únicamente experiencias, sino que frente a esto se pone a pensar sobre el mundo y en torno a sus propias vivencias. Sentimos la lluvia y vivimos el amor; pero además nos preguntamos: ¿qué es la lluvia?, ¿qué es el amor?, ¿por qué llueve?, ¿para qué la lluvia?, ¿para qué el amor?”

      Vistas: 376

      Loadind...