Guerra intestina por la propiedad de la UDLAP

Lunes, Julio 19, 2021 - 17:35

Con acciones de dudosa legalidad y una gran inversión mediática, el gobernador busca el control

Político, profesionista y periodista Poblano. Ex-presidente estatal del PRD. Presidente Estatal de Iniciativa Galileos APN. Rector del Instituto de Ciencias Ecuestres.

El gobierno de Puebla que encabeza Luis Miguel Barbosa Huerta, busca a toda costa adueñarse de la UDLAP con acciones de dudosa legalidad y con una gran inversión mediática de los medios que siempre son afines al gobierno en turno. Mientras eso ocurre, el daño que se está ocasionando a esta institución es enorme afectando principalmente a la comunidad estudiantil que a todas luces apoyan a su rector Dr. Luis Ernesto Derbez y a la Fundación Mary Street Jenkins, como patronos de la universidad ubicada en Cholula.

Lo evidente es que esto suena más a venganza personal del gobernador hacia las universidades de Puebla por la marcha más grande en la historia de Puebla realizada por estudiantes que se registró el 5 de marzo de 2020, unos días antes de que se interrumpieran las actividades académicas por la pandemia. Fueron cien mil los que marcharon; y decimos que esto suena más a venganza personal en razón a que Barbosa busca a través de lo que sea y como sea, modificar a los patronos o dueños por perfectos desconocidos afines al nacido en la Sierra Negra de Puebla, para que el día de mañana él sea el mandamás de la UDLAP.

Tarde que temprano la verdad jurídica se impondrá y Derbez y los Jenkins de Landa regresarán a tener el control de esta prestigiada universidad.

Me llama la atención como un columnista escribe que los directivos de esta institución se beneficiaron de becas en el extranjero para sus hijos, desconociendo cómo opera la educación internacional o plan dual en las universidades privadas. Cualquier alumno y no se requiere ser hijo de un trabajador en este caso de la UDLAP, puede optar por esta opción y recibir educación en México (en la UDLAP) y también en otra universidad fuera de México con las que esta institución tiene convenio. El padre de familia paga colegiaturas en México -a la UDLAP- y esta a su vez liquida las colegiaturas a la universidad al extranjero. Por lo que mes a mes hay docenas de transferencias a universidades de todo el mundo. Ocurre con cientos de estudiantes de esta universidad y de muchas otras universidades privadas y no significa tráfico de influencias o fraudes como pretenden confundir a los lectores este periodista.

Como padre de familia de un exaUDLAP y saber las opciones de estudio que tuvo mi hijo, al leer esta columna lo primero que me causó fue risa, para después confirmar de todo lo que se tiene que hacer para justificar una muy bien pagada campaña de desprestigio en contra de la UDLAP en beneficio de los intereses de Barbosa. No puedo terminar estas líneas sin señalar lo sorprendido que estoy de Armando Ríos Peter, al que conozco y me parecía un hombre congruente. Él es egresado del ITAM (vivió en su educación similar a los jóvenes que estudian en la UDLAP) por lo que me parece que ya se debió de dar cuenta de la manera que está siendo utilizado y que al final esto tendrá un costo en su prestigio.