Fragmentar a la oposición

Martes, Febrero 23, 2021 - 07:18

No todo lo que brilla es oro… No toda “oposición” lo es

Politólogo. Maestro en Gestión Pública. Coordinador de asesores del grupo de regidores PAN. Catedrático en UPAEP. Ex regidor del Ayuntamiento de Puebla 2011-2014

En las próximas elecciones a celebrarse el 6 de junio, en Puebla, la contienda será entre dos grandes proyectos: el actual partido en el gobierno y sus aliados, que buscan consolidar su llamada cuarta transformación, tanto en las diputaciones federales como en las alcaldías y diputaciones locales y el bloque PAN-PRI-PRD, ya sea en coalición electoral o en candidatura común, que por supuesto, busca frenar el avance de un régimen que amenaza la estructura institucional del país y a la democracia misma.

Hay que decir que en la figura de candidatura común caben otras expresiones o formas de inclusión política y social que permitirían crear bloques electorales en torno a actores políticos determinados.

Las demás fuerzas políticas, de reciente creación o no, deberán valorar si compiten solas y pelean su registro como institutos políticos o buscan sumarse a alguno de los dos grandes proyectos antes mencionados.

Aunque algunos partidos han dicho que pueden competir solos y que incluso el respaldo social les alcanza para ganar espacios, la verdad es que las encuestas confirman que la contienda electoral será entre dos o máximo tres fuerzas políticas.

A pesar de esto, hay quienes insisten en competir solos y la pregunta es: ¿ir solos, para qué?

Por supuesto que todas las fuerzas políticas existen para competir en igualdad de condiciones y están en su legítimo derecho de hacerlo, aunque algunos como el PES sean tan contradictorios que dicen en sus spots de radio lo siguiente: “como sociedad no nos gusta que se gasten nuestros recursos en partidos políticos”.  

Jajaja, entonces como dice Álvaro Cueva: ¿para qué se juntan en un partido político? ¿Acaso el PES no es un partido político? ¿Es una empresa, una secta o qué? ¡Cuidado!

https://www.milenio.com/opinion/alvaro-cueva/ojo-por-ojo/el-malisimo-spot-del-pes

Ya, hablando de cosas serias, dicen que no es recomendable poner todos los huevos en una misma canasta, pero en el tema electoral y dadas las actuales circunstancias políticas, solo hay dos vías: subirse a la tendencia nacional que está “transformando” al país o sumarse al bloque que intentará corregir el rumbo y ponerle límites a los excesos del poder.

Fragmentar, dividir el voto opositor, es jugar a favor de la actual transformación que está acabando con el país y sus instituciones.

Y en estos días veremos cómo surgen candidatas y candidatos en diferentes partidos, abanderando quién sabe qué causas, argumentando quién sabe qué cosas pero diciendo que tienen derecho a participar.

Repito, la coyuntura actual exige generosidad, congruencia y altura de miras.

Jugar a la oposición no siéndolo, ya define de qué lado de la historia están.

 

César Marcelino León

@Marcelino_Leon

 


Encuesta