Los “Alka Seltzer” de la Sierra

Viernes, Enero 15, 2021 - 19:02

Breve reseña de los reeleccionistas de por aquí cerquita

Comunicador y periodista. Reportero, corresponsal y columnista (La Pasarela) en diversos medios poblanos. Ha ejercido su labor reporteril en radio, televisión y prensa escrita en medios de Huauchinango y Xicotepec.

Una vez pasadas las fiestas decembrinas, los tiempos electorales están a la vuelta de la esquina.

Y hay algunos alcaldes de la Sierra quienes se aprestan a realizar los trámites conducentes para su reelección.

El éxito o fracaso de esta nueva incursión en la contienda electoral, dependerá mucho del trabajo realizado durante su administración. O más aún, de la percepción que la gente tenga del mismo, que es quizá, más decisivo que el trabajo mismo.

Hay quienes trabajaron mucho, pero no se molestaron en difundirlo. Otros, lo difundieron mal. Otros, a medias. Hay otros que ni siquiera trabajaron y lo poco que hicieron, tampoco lo difundieron y en cambio, se difundieron sobre ellos yerros de su administración al por mayor.

Sin embargo, el electorado, siempre veleidoso, no siempre responde a estas expectativas. Y no sería raro que otros factores sean los que acaben determinando quien o quienes serán los primeros alcaldes reelectos en la Sierra.

Una de las primeras que dio señales de querer participar nuevamente en los comicios del 2021, fue la alcaldesa Lupita Vargas de Xicotepec. Fue en su segundo informe de actividades, donde habló de continuidad, palabra clave en la reelección.

Para ello, comenzó la operación política y no tardó en darse el albazo en el PRI, recordando que, aunque la alcaldesa estuvo apoyando a Barbosa y Morena en sus aspiraciones a la gubernatura en su segundo intento, si quería reelegirse, tendría que ser por el mismo partido que la postuló, que no es otro que el tricolor. 

Así, Carlos Barragán, quien ya se encontraba seguro de ser el palomeado para la candidatura, vio de pronto tiradas sus intenciones, de una forma brusca y grosera, muy similar a cuando en otras ocasiones él ha sido electo, dejando en el camino las aspiraciones de otros.

Ufff. El PRI.

Quedó claro entonces que entre Barbosa y el PRI, había acuerdos pactados.

La brújula política camina hacia la carretera federal. Llega a Dos Caminos, pasa el retén policiaco y se dirige hacia Zihuateutla. Ahí, se encuentra a Miguel Ángel Morales Morales, joven profesionista quien, impulsado por su jefe, el entonces presidente Dolores Campos Pelcastre, decidió en la pasada contienda electoral postularse a la alcaldía. Participó. Y Obtuvo el triunfo. Y entonces comenzó un proyecto inusitado en esa zona. Desde el primer día comenzó a realizar acciones de gobierno pocas veces o quizá nunca vistas. Visitaba las comunidades. Convivía con la gente, llevaba apoyos, realizaba obra, encabezaba ruedas de prensa, realizaba eventos culturales y artísticos, realizaba ferias de a deveras. Era alcalde y se creía alcalde, algo tan obvio, pero que pocos lo ejercen como tal. Así, Zihuateutla comenzó a aparecer en el mapa político de la Sierra. Se empezó a hablar de Zihuateutla y sus acciones de gobierno. La gente comenzó a preguntarse quién era el edil de ese lugar. El nombre de Miguel Morales, comenzó a tomar fuerza. Y entonces, lo empezaron a vincular con aspiraciones a la diputación local. Pero no. Morales buscará la reelección. Y se la merece desde el punto de vista de quien tuvo el acierto y la visión para trabajar para ello desde el primer minuto de su administración. Claro que eso a Dolores “Lolo” Campos Pelcastre no le hace ninguna gracia, toda vez que él también busca ser nuevamente alcalde. Y lo peor. Hoy tiene que luchar contra quien, un día fue su pupilo, pero que adquirió vida propia.

La gran pregunta es si el alumno habrá superado al maestro o el maestro hará imponer su experiencia.

¡Que nervios!

Hay otros alcaldes de los que se habla que buscar reelegirse. Entre ellos el de Juan Galindo, Carlos Garrido, quien llegó al poder bajo el sello de Morena. Garrido, quien llegó con una imagen un tanto turbia, por la belicosidad de su familia, intentó y casi logró enderezar esa percepción, pero algo pasó en el camino, que lo hicieron detener el paso y terminó nadando de a muertito como muchos. 

Ahogado por las sucias acciones de colaboradores astutos, su nave fue naufragando. Y el vio hacer y dejó hacer. Se ve difícil su reelección. Y si bien enfrente no tiene rivales de mucho peso, hay quien añora tiempos pasados, cuando se podían pactar acuerdos y lograr objetivos. Una de esas añoranzas, la encarna Max Muñoz, impulsado por el ex alcalde, Luis Gerardo Martínez Gómez. Porque de Morena, la gente ya no quiere saber nada.

En Naupan, dicen que Valerio Escorcia Calva quiere repetir. Y que tiene posibilidades. Y es que, aunque su visión sea proporcional al tamaño de su municipio, dicen que tiene popularidad. No obstante, hay quien dice que su cerrazón ante nadie que no sea de su propia ideología al realizar obras y acciones de gobierno, le atajan. Fue por Morena. Iría de nuevo por Morena, por el PES, específicamente. Ya Dios y los Rodríguez dirán. Porque se habla de que esta vez, Jaime Rodríguez, viene con todo.

Pahuatlán es un caso sui generis. La alcaldesa Lupita Ramírez Aparicio, provoca adhesiones y rechazo al mismo tiempo. Pero desapercibida no pasa. Quizá se deba a su carácter, entrón y franco. Se habla de su reelección, pero también se dice que sería su esposo, Arturo Hernández, ex alcalde, quien podría buscar la reelección no inmediata por el PRD. Si por Morena mandan al eterno perdedor pahuateco, Alejandro Guzmán Santillan, las cosas están cantadas. Se habla de otros actores de juntas auxiliares a quienes tampoco se les ven muchos espolones.

El caso de Huauchinango debe analizarse aparte. Gustavo Vargas Cabrera llegó con una alta tasa de credibilidad y respaldo social. Pero a lo largo del camino la fue perdiendo. En parte, gracias a la inexperiencia propia y de su equipo, a cuyos integrantes le fue difícil encontrar con el perfil adecuado. Aunado a ello, la intención amloista de romper con todo lo establecido, para construir todo nuevo, no pareció ser efectiva y en el camino se entabló en pleitos con presidentes de juntas auxiliares, el Sindicato de trabajadores del Ayuntamiento y gente del ESAPAH, entre otros. Su gran problema fue y sigue siendo la recolección de basura, que la gente no le perdona. Otro gran pleito con su antecesor, Gabriel Alvarado, también lo distrajo mucho. Hubo otros yerros, como la reconstrucción de su hotel, que, si bien pudiera ser algo legítimo, como una aspiración empresarial de su familia, resulta básico pensar que la gente no se tragaría esa versión. Quizá no hubo quien se lo hiciera notar o no le interesó el consejo de nadie. Otro yerro cuya influencia vino del Amloismo, fue su manejo con los medios. Si bien terminó realizando contratos publicitarios con la mayoría, lo hizo tarde y no en las mejores condiciones. El resultado está a la vista. Hoy se habla de la reelección del alcalde y las opiniones se dividen feroces. 

***

Pancho Aguas Frescas llega contento. Más aun, eufórico. Se le mira en sus ojos castaños, mismos que, usualmente fríos, hoy refulgen. Él es admirador de Benito Bodoque. El que salió en la mañanera de AMLO. Dice que para él fue un orgullo haber visto en tan importante foro a la figura más admirada de su infancia, allá en el Xicotepec de los setentas, cuando la neblina cubría parte del caserío y la televisión ofrecía solo tres canales: el 2, el 5 y el 13. A veces el 7.

Entonces, Pancho, a la sazón un chamaco imberbe, comía chayotes hervidos mirando la TV en blanco y negro con unos vecinos ricos.  

Hoy, dice que está atento a cada versión de la mañanera. En una de esas, espera que AMLO ponga La Pantera Rosa. Entonces gritaría sin mayor pudor: ¡Heil AMLO! 

Pancho Aguas Frescas, nos da de paso una exclusiva: que David Garrido, el nene consentido de Lupita Vargas, la alcaldesa de Xicotepec, quedará en su lugar, ahora que ella pida licencia. 

Por si las dudas, hay que comenzar a saludarlo más seguido.

¿Se sabe su número de Cel?

Pancho prometió pasárnoslo. Ojalá sea pronto, ahorita que contesta. Porque después quien sabe.

Aunque de ultima hora, Pancho nos adelanta, que también el Sindico Municipal, Josué Garay Hernández, está haciendo fila. 

¡Pásanos su número, Pancho!


Encuesta