Jueves, 17 de Octubre de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Mexicanos en Polonia

Miércoles, Octubre 9, 2019 - 20:03
 
 
   

Y 5 años después…

Amigas y amigos, es un verdadero placer tener la oportunidad de volver a compartirles un poco de esas historias de vida, quizás tan ajenas, pero, inexorablemente paralelas, porque es nuestra identidad nacional, el único o uno de los muy pocos rasgos, que siguen democratizando y unificando nuestra esencia y nos conectan más allá de cualquier frontera, estereotipo, prejuicio y tiempo.

Comenzaba el año 2014 e impulsado primordialmente por una convicción que nació durante los primeros años de mi adolescencia y posteriormente complementado por aquello que todos padecemos en el día a día en México; violencia, inseguridad, corrupción, entre muchas otras disfunciones, es que decidí dejar a Puebla e irme al país que se convirtió en mi hogar y el que me ha regalado un aprendizaje invaluable, Polonia.

Hoy a más de 5 años de distancia, estoy de nueva cuenta en nuestra amada Puebla, más de manera fortuita que por decisión, pero estoy aquí, reconociendo a una Puebla que en su esencia no ha cambiado, sin embargo, pareciera que trataron de meterla por la fuerza, en un envoltorio de seda en el cual no encaja.

Y es que si bien Puebla luce distinta, es por la mera y natural acción del tiempo que nos obliga a movernos, mas no significa, que ese movimiento sea hacia adelante y menos, que sea constante, porque Puebla sigue siendo la misma de hace 5, 10 o 15 años, las mismas disfunciones, los mismos vicios, las mismas disyuntivas y hasta la misma clase política que me ha llegado a convencer, que al igual que la materia, esta no se crea ni se destruye, solo se transforma.

Hace 5 años, vivíamos con precauciones, hoy se vive con terror.

5 años atrás, el campo poblano estaba muerto, hoy está momificado.

En el 2014, lo mejor para Puebla estaba por llegar, y hoy…sigue sin aparecer.

Puebla hace 5 años era controlada desde la “derecha”, hoy lo es desde la “izquierda”, sin embargo, en ninguno de los dos sentidos se asoma mínimamente el tren del bienestar.

Hace 5 años, conocí a servidores públicos, que hoy encuentro como nuevos ricos, y a los limitados de ayer, como los súper pobres de hoy, cumpliendo una dualidad perversa que es muy seguramente el combustible de un sistema que se ha perpetuado.

No obstante, me niego a conceder que la mediocridad sea parte inherente de nuestra sociedad, y que, en consecuencia, estemos resignados a lo menos, cuando merecemos lo más.

Estoy convencido que en todo ser humano hay grandeza y que cuando esa grandeza encuentra el medio de oportunidad, esta se multiplica, se comparte, se transmite y trasciende. Y es lo anterior, lo que me motiva a ser uno de esos factores multiplicadores, compartiendo lo vivido y lo aprendido, lo que me compromete a sembrar en esta tierra que tanto amo, semillas de pasión, de esperanza, de alegría, de compasión, pero sobre todo de inspiración.

Porque he sido testigo de que ni 2 guerras mundiales, un holocausto y una ocupación de más de medio siglo, lograron matar el espíritu y la grandeza de una nación entera, que se sobrepuso y construyó un verdadero estado de bienestar.

Es por todo eso, que hoy más que nunca, creo en Puebla y en nosotros, en la capacidad de volver a vernos como personas y que confiemos los unos en los otros, que nos veamos a los ojos con respeto y admiración, como los millones de milagros que la vida le ha dado a Puebla para ser eterna, por eso es que me atrevo a ser realista y… pedir lo imposible.

Agradezco de antemano al Mtro. Rodolfo Ruíz, a Salvador González, a Claudia Morales y a todo el equipo de e-consulta por la oportunidad de visibilizarnos y poder compartir un poco de lo mucho que las y los mexicanos hacemos desde Polonia.

Con todo el amor y respeto para todas y todos.

Nos vemos cuando nos leamos…

 

Alberto Pacheco

Albertopm2711@gmail.com

Instagram: gentleman_alberto

 


Semblanza

Alberto Pacheco Márquez

Especialista en Desarrollo Regional y Gestión de Inversión Extranjera, además de Conferencista. Me he desempeñado en el sector público y privado, tanto en México como en el extranjero. Apasionado de los viajes y las culturas globales. He dedicado los últimos años de mi vida profesional a la vinculación entre México y Polonia en los ámbitos económico, cultural, deportivo y político.

Ver más +

La Corte de los Milagros

Signo de los nuevos tiempos

Encuesta