Lunes, 14 de Octubre de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Desde el balcón del palacio

Jueves, Septiembre 19, 2019 - 06:52
 
 
   

Me enamoré de la vida, es la única que no me dejará sin antes yo hacerlo (Pablo Neruda)

No se ha ido Mauro González Rivera, al contrario, está entre su familia, amigos y compañeros, quienes mantendremos su ánimo de la vida y de su pluma narrando y dando cuenta de las cosas.

Este 15 de Septiembre, además de marcar otro aspecto de la historia presidencial, da origen a diversas opiniones sobre si el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, al dar el grito desde el balcón de Palacio Nacional, acompañado por su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, solamente estuvieron solos, marca un acto “imperativo o no”.

Anteriores presidentes, nos acostumbraron que sumaban una corte desde los pasillos al balcón, asomando las caras sus hijos y otros anexos. Esta vez, deja un precedente, donde la solemnidad y compromiso con la historia, la dejó sentir con el pueblo. Sin más.

De inmediato, las críticas no se dejaron a un lado, porque Vicente Fox, en su cuente de Twitter, intenta ser sarcástico al escribir: “Que solito y poca cosa se veía López en el balcón de palacio. Lo que hace la soberbia y el poder, un palacio para él solito. Triste figura, nadie que lo acompañe”. Añadiendo: “¿Para qué distorsionar la tradición del Grito, una ceremonia que nos une a los mexicanos? ¿se trata de hacer que también eso nos divida? ¿en serio ya se creen epopeya que se echarán vivas a sí mismos? ¿habrá un viva Bartlett? ¿o, viva el crimen organizado, que también es pueblo?”.

También Felipe Botella Calderón Hinojosa, emitió sus mensajes, buscando descalificar al presidente: “¿Para qué distorsionar la tradición del Grito, una ceremonia que nos une a los mexicanos? ¿se trata de hacer que también eso nos divida? ¿en serio ya se creen epopeya que se echarán vivas a sí mismos? ¿habrá un viva Bartlett? ¿o, viva el crimen organizado, que también es pueblo?”; “¿Para qué distorsionar la tradición del Grito, una ceremonia que nos une a los mexicanos? ¿se trata de hacer que también eso nos divida? ¿en serio ya se creen epopeya que se echarán vivas a sí mismos? ¿habrá una viva Bartlett? ¿o, viva el crimen organizado, que también es pueblo?”.

Vamos, hasta el mercenario de Javier Lozano Alarcón, se animó a evidenciar y se pronunció contra los veinte vivas anunciados por el presidente. En su cuenta en redes sociales dijo que López Obrador podría lanzar vivas a: CNTE; Bartlett; Coatzacoalcos; Bonilla; Mireles; Delincuencia, es pueblo; Mamacitas; Napito; Cuitláhuac; Cuauhtémoc; Tlahuelilpan; Las pipas; Helicopterazo; Feminicidios; Cerrar estancias infantiles; El desabasto de medicinas; El desempleo; El trapiche; Los otros datos; y La mediocridad.

Los tres, además de cínicos, carecen o fingen no tener memoria, de que han arrastrado al país a una crisis social y económica, en complicidad con Enrique Peña Nieto, donde la nación padece las consecuencias, sumando los actos de criminalidad y violencia que solamente una nación en guerra, da cuenta de las atrocidades y consecuencias.

Fox, Calderón y Lozano, encuentran en la perorata barata y simplona, el método para salir del anonimato, porque por más que intentan saltar al escenario, su teatro es de frustración.

El pueblo los ha juzgado y sentenciado de ser los magníficos corruptos, de carecer de dignidad para responder con entereza el daño nacional, que costará sexenios remediar. Los miles de muertos y desaparecidos, son sus fantasmas que les están diciendo ¡Cobardes!

Las consecuencias de la privatización de los bienes nacionales, la represión sistemática a la que ha sido objeto un pueblo exigente de justicia; la miseria y precariedad de la vida de un pueblo trabajador, quien da su vida para sobrevivir, mientras que los tres mosqueteros de la corrupción, gozan gracias a lo anterior.

La angustia y miedo que padecieron los 43 estudiantes normalistas que fueron desaparecidos, se escuchan sus lamentos en la memoria de sus padres, del conjunto social, que también padece de la represión. Insisto, la nación es un afosa común, donde aún está presente la “Verdad Histórica”, con la que el ex titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karám, pretendió evadir la responsabilidad del Estado, en la desaparición de los estudiantes. Donde según él, se actuó con “profesionalismo legal” en el proceso de investigación. La resolución de un “juez” que dictaminó liberar inmediatamente a 24 de los inculpados en el caso de Ayotzinapa, va contrariamente a todos los derechos humanos, donde la impunidad e intereses del caso, permanecen para evadir una masacre.

La declaración de Vidulfo Rosales, representante de los padres de los normalistas fue contundente al decir que: “Varias personas que tuvieron participación en los hechos de Iguala los días 26 y 27 de septiembre de 2014, están obteniendo su libertad y eso es una gran preocupación para las familias. Los policías son pieza clave, ellos tuvieron una participación efectiva y saben el paradero de los 43. Su liberación es un paso más hacia la impunidad y se pierde información que podría ser relevante”, argumentó.

Por lo anterior el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, fue contundente a la liberación de los inculpados, revela “la miseria, la podredumbre en que se encuentra el sistema de impartición de justicia en el país, que huele a podrido”.

Cierto, porque además de Ayotzinapa, hay diversos procesos de ejecuciones y masacres, donde el Estado y sus presidentes, tiene las manos ensangrentadas, citando de paso, Pasta de Conchos, La Parota, Aguas Blancas, El Charco…, historias que aún duele entre otros más familiares y ciudadanos que vivieron esos actos sangrientos.

El saqueo a la nación, aún es herida abierta, como el caso Odebrecht, donde están inmiscuidos Fox Calderón y Peña directamente, por lo que si personeros de la corrupción, pretenden evadir sus responsabilidades ante el pueblo, es momento que busquen buenos abogados.

Puebla no es la excepción, porque las cuentas públicas ejercidas por las administraciones de Rafael Moreno Valle y Antonio Gali, más Guillermo Pacheco, no cuadran y sí dejan tremendos hoyos financieros y presupuestal a la actual administración.

Por simple lógica, todos los implicados, al dejar sin esperanza de vida digna al conjunto social, merecen ser sometidos al proceso de la ley, donde no tengan ninguna oportunidad de impunidad. De no ocurrir, corresponde a falta de capacidad de gobierno para aplicar y ejercer la ley, o existe algún compromiso de por medio.

Una vez más, se efectuará en Puebla, la supuesta “Ciudad de las Ideas”, que fue promovida por el extinto Rafael Moreno Valle, con un costo actual de 35 millones de pesos, así como entradas que van de mil 500 a 13 mil pesos la entrada. De los citados 35 millones, corresponden a La Ley de Egresos en este año.

El costo de este evento, para la inmensa mayoría del público como de estudiantes, está fuera de su alcance. Otro día hablaremos de esta triste idea de las “Ideas”.

rodrigo.ivan@yahoo.com-mx

Analista político y de prospectiva social


Semblanza

Rodrigo Rosales Escalona

Licenciado en Filosofía de la BUAP, director del CESTIS 57, catedrático de Bachillerato y en la Normal Superior de Puebla. Cuenta con publicaciones en revistas y medios locales y nacionales. Activista social.

Ver más +

Encuesta