Jueves, 19 de Septiembre de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



MORENA y su devenir como Partido Político

Jueves, Agosto 22, 2019 - 07:07
 
 
   

En territorio poblano es generalmente aceptado por militantes, dirigentes de MORENA y aliados

El reto principal para MORENA en Puebla, es convertirse en una opción clara de gobierno para una sociedad compleja, plural, polarizada socialmente, caracterizada por su profunda desigualdad y en donde anida una cultura cívica de  participación ciudadana  incipiente, debe ser una opción viable y confiable de gobierno para sectores cada vez más amplios y diversos de la población. Sólo de esa manera estará en condiciones de contribuir desde lo local,  a hacer de México un país con justicia sin discriminación, igualitario, progresista, plural, tolerante,  con una ciudadanía más activa, exigente y participativa.

En territorio poblano es generalmente aceptado por militantes, dirigentes de MORENA y sus aliados, que su  principal debilidad es  estructural y operativa producto de  su bajo grado de institucionalización, por ello los “aliados” adquieren un valor político estratégico a costa de su  propia debilidad.

La institucionalización partidaria es un proceso a través del cual en la sociedad adquieren valor la estabilidad de las organizaciones partidarias y sus procedimientos  internos,  es proporcional al mediano, bueno o  mal funcionamiento de dichas reglas, es significativa la evaluación de sus reglas y cómo influyen en la cohesión partidaria. Es uno de los factores estratégicos  para que los partidos políticos compitan electoralmente de la mejor manera  para llegar,  ejercer poder y refrendar su continuidad con la ciudadanía. En suma la institucionalización debe entenderse como la etapa de consolidación organizativa para el ejercicio del poder politico.

Difícil de ocultar que MORENA atraviesa por: una crisis de  institucionalidad; de identidad; legalidad; de legitimidad y de principios.  Que existe un empoderamiento de prácticas,  vicios y deformaciones como la improvisación, inmadurez política,  el oportunismo, arribismo,  la simulación,  el dogmatismo, escenario fértil para el florecimiento de los “vividores de la política”.

MORENA, manifiesta los rasgos típicos de un proceso embrionario de organización y composición de una “coalición dominante”, orientado a la estructuración de una elite partidaria que tiene como su principal objetivo la conquista, ejercicio y consolidación del poder interno en la estructura partidaria, en este propósito, su  fragilidad descansa en el  comportamiento e interés individual de los liderazgos que le dan cuerpo y a la falta de institucionalización de reglas consensuales que garanticen la circulación entre las “elites políticas” que se disputan el control del poder partidario, su consecuencia o gran riesgo es la polarización interna, reconfiguración de alianzas sin escrupulos, escándalo político y desencanto de los ciudadanos al traicionar los principios rectores de los estatutos de MORENA.

Para seguir siendo una opción de gobierno confiable y creíble ante la ciudadanía, en primer lugar, debe convertirse en un partido institucionalizado y comprometido con el respeto a su propia legalidad.

Más allá de voluntarismos democratizadores, un segundo aspecto es que la institucionalidad debe igualmente velar por la gobernabilidad del mismo, es decir, las reglas del juego político interno deben garantizar un funcionamiento no sólo democrático, sino ser eficaz para la estabilidad interna.

En tercer lugar, la institucionalización del partido debe transitar hacia  el desarrollo de una cultura política democrática y  de la legalidad en el interior mismo del partido, para dar sentido al cambio de régimen y de nuevo gobierno, así de sencillo, solamente congruencia política e ideológica.

Desde esta perspectiva, la democratización del partido no se agota con la celebración de elecciones para la dirigencia o para las nominaciones a los cargos de representación popular. Implica también el establecimiento de mecanismos internos de consulta y rendición de cuentas a las bases, mecanismos que deben caracterizarse por ser institucionales y formales, ajenos a prácticas no reglamentadas de discusión y debate que dificulten la construcción de acuerdos y que minen los sustentos de la gobernabilidad del partido, se establezcan normas consensuales más claras de convivencia y definición de políticas institucionales para  las nominaciones de actores externos y consolidación de   alianzas estratégicas.

Espero sincera y fraternalmente que todo resulte de maravilla, ante la  Convocatoria al III Congreso Ordinario de MORENA.

Ojala no se cumpla lo que  dijera Shakespeare: El desdichado no tiene otra medicina que la esperanza.

nish76@hotmail.com


Semblanza

Nicéforo Rodríguez Gaytán

Militante comunista desde la Preparatoria Nocturna Benito Juárez de la UAP, en 1973, responsable de la Comisión Estudiantil, miembro de la Dirección del Seccional Universitario del PCM en la UAP, hasta su desaparición. Miembro de la brigada de avanzada a nivel nacional en la campaña presidencial de Valentín Campa. (1976) Líder estudiantil y dirigente del Frente de Estudiantes por el Socialismo (FEPS). Activista en   luchas campesinas, movimientos  populares y sindicales. Fue miembro activo del PSUM, PMS, PRS y PRD Nicéforo Rodríguez Gaytán, realizo sus estudios de nivel medio, superior y Posgrado  en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Es Licenciado en Economía, Mtro, en Administración de Organizaciones  y con estudios concluidos de Doctorado en Ciencias Políticas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Economista y Politólogo, profesor investigador de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, con más de 25 años en la Docencia en el nivel de Licenciatura y Maestría en la BUAP y en Escuelas Incorporadas a la misma institución. Ha sido funcionario universitario en la administración general universitaria de la BUAP, desempeñándose como: Sub-director de Relaciones Laborales; Secretario Particular de Secretaria General. En la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales se desempeñó como  Secretario Administrativo y Académico; Coordinador académico del Instituto de Investigaciones Jurídico Políticas; Coordinador de la Licenciatura y Maestría  en Ciencias Políticas de la cual, logro en su gestión el ingreso al PNPC del CONACYT. Ha impartido cursos de formación y  capacitación política con jóvenes universitarios, comentarista en programas de radio y promotor de la defensa de los derechos humanos. Ponente en eventos internacionales y docente en cursos de Economía, Ciencia Política, Teoría del Estado y Derechos Humanos. Pertenece a  una  generación de políticos  con una formación académica, en lo económico, político y social. Estudioso, analista  sobre la nueva realidad y procesos  políticos, la forma en que operan las prácticas políticas, las instituciones y el  sistema político mexicano.

Ver más +

Encuesta