La primera farmacia verde viva en México

Domingo, Agosto 3, 2014 - 16:30

Erika Rivero Almazán nació en la Ciudad de México. Estudió la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep) y la maestría en Letras Iberoamericanas en la Universidad Iberoamericana Golfo-Centro. Desde los 6 años comenzó a escribir historias. Desde esas fechas escribió sus primeros cuentos.  A los 19 años inició como reportera de la sección Cultural en El Sol de Puebla.  Posteriormente se hizo responsable del área política en esa casa editorial. Más tarde trabajó como reportera en el periódico Cambio, TL Cable de Puebla y en el noticiario radiofónico CN Radio. Fue jefa de información en la revista y periódico Intolerancia. En 1999 el ayuntamiento de Puebla le otorgó la Cédula Real. Su columna políticaLos Conjurados la comenzó a escribir en el diario Intolerancia, después en Síntesis, en el periódico Cambio, en el Heraldo de Puebla, en Milenio, en e-consulta, en el noticiero de Tribuna Radiofónica y en Periódico Digital. En el periódico digital Statustuvo una sección llamada La Ciudad y Eros, en donde escribió una serie de cuentos eróticos. Demonios, Ángeles y Sexo fue su primer libro, editado por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y prologado por Pedro Ángel Palou García. Al siguiente año participó como cuentista en el libro publicado por el CONACULTA “Volver a los 17”. Fue titular del programa radiofónico Los Conjurados en la 10.10, Mujeres de 10 en Tribuna Comunicaciones, y posteriormente de Más Sana en ABC Radio.  Actualmente sigue escribiendo sobre política, continúa participando en programas de radio, televisión, y es directora de la revista Más Sana.

En el 2010 un grupo de vecinas de San Lucas el Grande se unieron con una inquietud: recuperar la costumbre de sus abuelas y sembrar en el jardín de sus casas plantas medicinales, flores, hierbas aromáticas, condimentos. La idea era abastecerse a sus familias de las propiedades medicinales, comestibles y de ornato, con las cuales a su vez podrían fabricar shampoo, jabón, aceites, en fin, para una posible comercialización a baja escala. Sin embargo, pronto se dieron cuenta que los primeros esfuerzos necesitaban de un respaldo y orientación: las primeras pruebas no rindieron sus frutos, se secaban, morían o simplemente ‘no pegaban’.

Fue cuando entró la Sagarpa, la coordinación de la Red Mexicana de Plantas Medicinales y la Universidad de Tlaxcala: el apoyo económico pero sobre todo la guía de los especialistas en agrobiología fue lo que hizo que 4 años después se obtuvieran los primeros resultados para construir la primera parcela demostrativa y experimental de plantas medicinales, aromáticas y comestibles, así como el primer banco de semillas de plantas medicinales y aromáticas en México, cuya producción sirve para abastecer los jardines de las familias de San Lucas (ubicado en el municipio de San Salvador El Verde, Puebla), y así crear farmacias verdes orgánicas, es decir, vivas, para cada hogar, y así, revivir las costumbres de nuestros antepasados que producían sus propias pomadas, emplastos, tés, insecticidas, y un sinfín de remedios a través de plantas como la ortiga, menta, hierbabuena, árnica, chia, lavanda, hinojo, geranio, hipérico, acelgas, ajenjo, alfalfa, angélica, artemisa, borraja blanca y azul, cártamo, cempasúchil, epazote de zorrillo, hierba mora, muicle, manzanilla, estafiate, así como 80 tipos de plantas más, en un universo de 2 mil 500 especies que existen en el territorio mexicano.

El delegado de la Sagarpa, Alberto Jiménez Merino, comentó que la importancia de la primera farmacia verde es la de crear y depurar un prototipo para reproducirse en el resto del país, “la producción de plantas medicinales, aromáticas, comestibles y de ornato es la alternativa para el crecimiento y desarrollo del campo mexicano que continúa estancado en una producción pobre de maíz y frijol, cuando podría avanzar en la medicina alternativa, la herbolaria, así como el impulso de empresas de la transformación de materias primas como aceites, jabones, shampoo, talcos, que pagarían mucho mejor el producto final, sobre todo en el extranjero, en donde requieren mucho de estos productos y consolidaría la economía del campo mexicano. Pero primero se requiere de conocimiento para el aprovechamiento de estas plantas, y para eso están las universidades”.

Irma Betancourt, por su parte, coordinadora de la Red Mexicana de Plantas Medicinales, explicó que problemas como la nutrición y la depresión pueden ser curados a través de la herbolaria: “La chía es una alimento fantástico por sus propiedades nutrimentales y lo económico que resulta para el bolsillo de las familias, mientras plantas como el hypérico, mejor conocida como hierba de San Juan, es eficaz contra la depresión, el mal del siglo XXI”.

Puebla, vanguardia en la industria de la imagen

Por primera vez, Puebla encabezará la presidencia de la Asociación Internacional de Consulta en Imagen (AICI) capítulo México, misma que se ubica como referencia mundial en este ramo en el AICI Global, que integra a 30 países en los 5 continentes.

La poblana Coca Sevilla, asesora de imagen, ganadora del Premio a la Excelencia 2013 por parte de la AICI y directora de la empresa Alter-Ego, rendirá protesta como la nueva presidenta electa de esta asociación, que cuenta con más de 100 miembros afiliados en todo el país, principalmente en el Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey, Cancún, Toluca, Veracruz y Querétaro.

Coca Sevilla explicó que la asesoría en imagen se encuentra en su mejor momento: “en los 90`s todavía se tenía que picar piedra, pero ahora, el sector empresarial, político y comercial están convencidos de que una estrategia en imagen es vital para el desarrollo y crecimiento en la proyección profesional”.

Explicó que en Puebla se está viviendo un cambio de mentalidad fuerte y vertiginosa: “No te imaginas la cantidad de doctores, arquitectos, ingenieros, comerciales, políticos, periodistas y de muchas otras distintas profesionales que asisten a cursos, talleres y asesorías de imagen. Todos aquellos que quieren sobresalir en la competencia de su ramo, saben que es necesario incorporar una asesoría en imagen en todas sus variantes: fashion stylist, personal shoppers, brandyn, protocolo, en fin, todos proyectamos y vendemos algo. En mi experiencia, a diferencia de lo que se cree, primero debemos enfocarnos en observar qué es lo que lleva dentro: seguridad, sentimientos, emociones, pensamientos… y dependiendo de la calidad de éstos, se podrá trasmitir al exterior lo mejor de cada uno, por eso la asesoría en imagen trabaja en forma integral con el ser humano”.

losconjurados76@hotmail.com

 


Encuesta