Ciudad

Flor, la naranjita atropellada en Puebla, pelea por volver a caminar

Flor, la naranjita atropellada en Puebla, pelea por volver a caminar
Por José Ramos | Jueves, Enero 12, 2023 |
Alguien ignoró que los reflejos no son los mismos cuando se ingieren bebidas alcohólicas, condujo su camioneta y atropelló a la naranjita Flor

Flor fue operada este jueves en el Hospital de Traumatología y Ortopedia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). La expectativa del resultado de la intervención tiene a su familia en vilo.

Toda la atención y energías estuvieron en las manecillas del reloj. Fue un día crucial para el destino de la familia de Flor: a pesar de que los resultados sean esperanzadores, algo cambió totalmente sus vidas para siempre.

También puedes leer: Mandan a San Miguel a conductor que atropelló a ‘naranjita’

Un sólo instante determinó el destino de la servidora pública adscrita al departamento de Barrido Manual del Organismo Operador del Servicio de Limpia. Es sabido que el popular mote de “naranjitas” se debe al representativo color de uniforme, sin embargo, el 7 de enero se manchó de rojo.

Nota relacionada:
Atropellan y matan a una naranjita en Huexotitla
Atropellan y matan a una naranjita en Huexotitla

Alguien tuvo el libre albedrío de ignorar sus malos reflejos después de ingerir bebidas alcohólicas, tomar sus llaves y conducir su camioneta. Para alguien que decide exponer su propia vida de esa manera, debe ser nada la importancia que tenga de la vida y la integridad de otras.

No hace mucho que Flor celebró su cumpleaños número 62. Exactamente el 28 de diciembre de 2022 estaba escuchando las mañanitas y compartiendo pastel con sus hijas, hijos, nietos y amistades.

Dos años antes se encontraba también luchando por su vida. En ese entonces el victimario fue el enemigo invisible, el que entró por sus vías respiratorias y la postró en terapia intensiva durante dos meses, apoyada con oxígeno medicinal.

Las noticias al momento: suscríbete al canal de Telegram de e-consulta

Nota relacionada:
Ayuntamiento poblano apoyará a deudos de naranjita atropellada
Ayuntamiento poblano apoyará a deudos de naranjita atropellada

Desde aquellos días, Flor ya mostraba señales de gran fortaleza, porque vencer a la Covid-19 después de medicamentos y terapia pulmonar, era humanamente improbable para un grupo de edad vulnerable y en un año en el que vislumbrar vacunas era como ver un lejano puntito de luz dentro de una cueva.

Este año el responsable de que Flor otra vez esté postrada y a merced de una intervención quirúrgica, tiene pies y cabeza, tiene nombre y apellido. También tenía en sus manos la decisión de hacer lo correcto. Pero no quiso.

Norma Ivette, una de las hijas de la servidora pública, se encuentra pendiente de ella desde la sala de espera. Ahí nos comenta que un accidente de esta naturaleza no solamente afecta de manera económica, pues a pesar de contar con seguro social, existen hechos colaterales como el angustiante tiempo que pasa o el dinero que han tenido que desembolsar en comidas, transporte en autobús colectivo, taxis y demás gastos que resultan.

La otra afectación recae en la preocupación, en la tienta a ciegas de saber si Flor va a volver a caminar de manera normal, o si necesitará ayuda o un sinfín de preguntas sin respuesta.

Pero hay algo de lo que Norma Ivette está casi convencida: es muy probable que su mamá no vuelva a trabajar.

Los pesares no borran la esperanza de los rostros de quienes aguardan a los resultados de la cirugía en la sala de espera. El propio cirujano ha indicado a la familia que el principal propósito es que Flor vuelva a caminar.

Al igual que Norma Ivette y las otras 5 hijas e hijos de Flor, no han requerido de ninguna ayuda extraordinaria de dinero, de ninguna persona, de alguna instancia. La familia ha sorteado los gastos. Incluso cuentan con los servicios que un abogado les ha extendido de manera gratuita.

En medio de tanta incertidumbre, Norma Ivette tiene una convicción muy clara:

“A todas las personas que se atreven a tomar un volante y sabiendo que presentan algún grado de ebriedad, decirles que es algo irresponsable. Nadie está exento de sufrir un accidente, o de ser el familiar de alguna persona accidentada”.

Y continúa: “No solamente es una persona a la que dañan, sino a toda una familia. Y no solamente a la familia de la víctima. Porque ten por seguro que, en este momento, también está haciendo sufrir a sus papás y a su familia”.

También puedes leer contenido acerca de...