Seguridad

Alan se anexó para recuperarse y acabó muerto; familia acusa negligencia

Alan se anexó para recuperarse y acabó muerto; familia acusa negligencia
Por Natalia Mora Cruz | Jueves, Noviembre 3, 2022 |
El joven dejó en la orfandad a dos infantes

Alan Brayan, de 26 años y padre de dos niños, decidió internarse en un anexo en Amozoc llamado Granjas Chachapa, pero en lugar de mejorar, murió a los cuatro días de internarse, "por un golpe en la cabeza".

Su familia no creyó está versión debido a que Alan no presentaba ninguna herida visible en la cabeza, ni siquiera sangre que pudiera indicar un golpe tan contundente que le quitara instantáneamente la vida cómo señalaron los dueños del anexo.

Leer más: Joven muere días después de internado en anexo clandestino, en Puebla

Nota relacionada:
FGE aseguran anexo en Chachapa tras la muerte de Alan
FGE aseguran anexo en Chachapa tras la muerte de Alan

"Oye mira es que hubo un problema con tu hijo, sí mira intentó escaparse y en el momento que quiso escaparse, se brincó y en ese momento se cae y se pegó en el cráneo y tuvo una muerte instantánea", le dijeron por llamada telefónica a Inés, la mamá de Alan, el pasado 29 de octubre.

Dos horas antes, a las 12 de la tarde, le llamaron del anexo para decirle que su hijo tenía una infección y necesitaba un antibiótico.

También puedes ver: Joven mujer se ahorca en un anexo de Puebla

Nota relacionada:
Joven muere días después de internado en anexo clandestino, en Puebla
Joven muere días después de internado en anexo clandestino, en Puebla

Cuando finalmente Inés vio el cuerpo sin vida de su hijo, notó diversos moretones, pero ninguna lesión visible en el cráneo.

Además, denunció en entrevista que el cuerpo ya sin vida fue movido de lugar a una camioneta del anexo, pues supuestamente le comentaron que intentaron llevarlo a una clínica.

A parte, la criminóloga encargada de revisar el cuerpo, quién llegó aproximadamente 7 horas después, dijo que no presentaba signos de violencia, a pesar de que el cuerpo de Alan tenía moretones.

Algo que intriga a los familiares de Alan, es que el cuerpo estaba mojado y piensan que pudieron intentar reanimarlo, después de supuestamente golpearlo, pues vecinos de la zona, comentaron haberlo visto en la carretera Puebla-Amozoc gritando: "me quieren matar".

Ante esta situación, la familia pide justicia para el joven quien era diseñador gráfico, electricista y publicista y que incluso tenía su propia empresa en Tecali llamada Crearte.

Alan ya fue velado y enterrado y ahora los familiares piden el apoyo a sociedad para que, mediante una firma virtual, se sumen a la exigencia de justicia.

También puedes leer contenido acerca de...