Por el asesinato de tres agentes ministeriales un juez determinó dejar en prisión al secretario de Seguridad Pública de Tecamachalco, Alejandro Oscar Santizo Méndez, y a su escolta, José Hipólito Muñoz González, mientras que el alcalde morenista Ignacio Mier Bañuelos dejó el municipio y se fue a la Ciudad de México.

En una audiencia virtual este martes, un juez de Control calificó de legal sus detenciones, junto con la de la policía municipal Jaqueline Mercado Sosa.

El representante de la Fiscalía General del Estado (FGE) formuló a Santizo Méndez y su escolta la imputación conjunta de siete delitos: homicidio calificado cometido en contra de servidores públicos; daño en propiedad ajena; tentativa de homicidio calificado; uso indebido de insignias y condecoraciones; portación de arma de fuego de uso exclusivo del ejército, armada y fuerza aérea; delitos contra la procuración de justicia y encubrimiento.

No obstante, de manera particular al secretario de Seguridad Pública se le adicionaron cargos también por ejercicio indebido de funciones.

A la policía municipal de nombre Jaqueline únicamente se le acusa de delitos contra la procuración de justicia y encubrimiento.

El agente del Ministerio Público expuso los datos de prueba que obran en la carpeta de investigación y solicitó que fueran vinculados a proceso, sin embargo, por medio de sus abogados, los tres detenidos solicitaron la duplicidad del término constitucional de 144 horas, para que en próximos días se establezca si quedarán sujetos a investigación o vinculados a proceso.

Bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, se ordenó que Santizo Méndez y su escolta permanezcan en el penal de Tepexi de Rodríguez y, en el caso de Jaqueline, se indicó que fuera internada en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, solo por prisión preventiva necesaria o justificada.

Mientras tanto se pospuso para este miércoles la audiencia de los otros 11 policías detenidos tras la ejecución de los tres agentes ministeriales, así como las lesiones a un cuarto elemento de la fiscalía.

Acusan abusos e interviene CDH

Familiares de los policías detenidos acusaron a su vez presuntos abusos durante y después de las detenciones, pues denunciaron que desde el viernes no se les permitió verlos, sino hasta la noche del lunes, cuando descubrieron que fueron supuestamente golpeados y torturados.

Tras las denuncias la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Puebla entrevistó a los familiares y las víctimas e inició una investigación.

Este martes informó que los policías que se encuentran en el Complejo de Seguridad C5, en Cuautlancingo, denunciaron cómo fueron detenidos y que estuvieron incomunicados, por lo que la CDH se comprometió a indagar las posibles violaciones a derechos humanos.

Confirman huida de Mier a CDMX

Por su parte el gobierno de Puebla confirmó que Mier Bañuelos se fue de su municipio, aparentemente a la Ciudad de México, tras la balacera del viernes donde sus policías asesinaron a los agentes.

Así lo dio a conocer este martes la secretaria de Gobernación, Ana Lucía Hill Mayoral, quien reconoció que ni siquiera el gobierno estatal ha podido comunicarse con él vía telefónica.

En rueda de prensa esta mañana comentó que únicamente tuvieron contacto con el particular, quien informó que el presidente municipal morenista se encuentra en la capital del país. 

Esto luego de que el viernes fueron asesinados tres agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE), lo cual derivó en la detención del titular de Seguridad Pública del municipio, Alejandro Santizo Méndez, su escolta y 12 policías.

Desde el sábado Mier Bañuelos anunció en su cuenta de Twitter que analizaría separarse del cargo de ser necesario, pero luego eliminó su publicación y dio de baja sus cuentas en redes sociales.

El lunes el coordinador de diputados federales de Morena y padre del presidente municipal de Tecamachalco, Ignacio Mier Velazco, salió a exigir a la FGE investigar el crimen y actuar con “plena autonomía” y sin intereses externos.