El Consejo Empresarial de la UDLAP reiteró su exigencia de que el campus de la institución sea liberado luego de que el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Sexto Circuito en Puebla dio la razón al patronato presidido por Margarita Jenkins de Landa.

En un comunicado informó que el pasado 18 de octubre, de forma unánime, el tribunal desestimó el recurso de queja presentado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada y la Junta de Asistencia Privada del Estado de Puebla.

Dicha queja tenía como único objeto la revocación de la suspensión provisional que había dictado un juez el 15 de julio, que obliga a la restitución del patronato legítimo y la devolución del campus tras su violenta toma el 29 de junio.

Al ser desestimada la queja y considerarla improcedente, señaló que los ocupantes deben devolver las instalaciones y así permitir continuar las actividades educativas en la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

Por ello, el Consejo Empresarial exigió:

- Que el Juez 24 de lo Civil, Roberto Yáñez Quiroz y el Juez 60 de lo Civil, José Manuel Salazar Uribe, ambos de la Ciudad de México, cumplan con lo que por sexta ocasión ordenó el Juez Tercero de Distrito Federal en la ciudad de Puebla, y se restituya al patronato original las instalaciones físicas de la Universidad.

- Que las personas que ocupan actualmente las instalaciones acaten las decisiones de la autoridad judicial.

“La Fundación Universidad de las Américas Puebla siempre ha demostrado su compromiso con la educación de la más alta calidad cumpliendo con su misión en la formación de profesionistas líderes, creativos e innovadores; así como con el compromiso social con la comunidad, Cholula, Puebla y México. Confiamos en la justicia mexicana y el compromiso de las autoridades con la comunidad que demanda las condiciones necesarias para seguir contribuyendo con las actividades educativas y económicas que benefician a nuestro país”, enfatizó el consejo.

Su comunicado lo concluyó con la frase: “no permitamos que esta violación continúe, queremos una UDLAP libre”.