“No robar, no mentir, no traicionar", son parte de los preceptos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), sin embargo, en menos de un año el partido acumula tres escándalos que involucran a Puebla.

Los primeros dos casos se dieron casi simultáneamente. El ahora  exdiputado federal,  Saúl Huerta Corona, fue acusado de agresión sexual en contra de menores de edad, mientras que su homólogo, Mauricio Alonso Toledo Gutiérrez, fue señalado de enriquecimiento ilícito. En ambos casos, los inculpados rechazaron las acusaciones.

Fue el 21 de abril, en medio de las campañas electorales, cuando el legislador del distrito 11, Saúl Huerta, que pretendía reelegirse, fue acusado de agredir sexualmente a un menor de 15 años a quien había llevado a la Ciudad de México con la promesa de trabajo.

Tras esta primera acusación siguieron otras, pero hasta ahora solo una se denunció de manera formal. En un inicio el caso fue minimizado por Morena, pero después del impacto en medios de comunicación Huerta fue expulsado de la fracción parlamentaria de Morena y perdió el fuero. Actualmente el proceso legal en su contra sigue.

El mismo día que Huerta Corona perdió el fuero, Toledo Gutiérrez, de la fracción del Partido del Trabajo (PT), enfrentó lo mismo, pero acusado de enriquecimiento ilícito.

El ex legislador por la Ciudad de México, quien ganó la elección para reelegirse como diputado federal, pero por el distrito cinco con cabecera en San Martín Texmelucan, fue señalado de enriquecimiento ilícito tras su paso por la alcaldía de Coyoacán, en la Ciudad de México.

La Fiscalía General de la República (FGR) refirió que el diputado gastó más de 20 millones de pesos mientras que sus ingresos como servidor público fueron poco más de nueve millones de pesos, de 2012 a 2018.

Tras aprobarse el desafuero, la FGR dio a conocer que Toledo estaba en Chile. Hace tres semanas se informó sobre la petición de extradición a las autoridades de ese país.

A los casos antes referidos se sumó el de Sandra Nelly Cadena Santos, suplente de la diputada local de MorenaRuth Zárate Domínguez, relacionada con la posesión ilegal de armas.

El 22 de septiembre, las autoridades la aprehendieron en su hogar en Tecamachalco junto con un hombre llamado Jesús. En el lugar fueron ubicadas armas cortas, largas y de fragmentación, de uso exclusivo del Ejército Mexicano.

Según medios de comunicación, Sandra Nelly Cadena dijo tener vínculos con el coordinador de diputados federales de MorenaIgnacio Mier Velazco, lo que negó el representante popular.

Diputados locales como Edgar Garmendia de los Santos, Carlos Evangelista Aniceto y Ruth Zárate Domínguez, también se deslindaron de la suplente y coincidieron en que son las autoridades las que deben hacerse cargo.