El gobierno de Noruega anunció que, debido al avance de la vacunación, el sábado levantará casi todas las restricciones sanitarias impuestas en marzo de 2020 para luchar contra la epidemia de covid-19.

En conferencia de prensa la primera ministra Erna Solberg, señaló que han pasado 561 días desde que se introdujeron las medidas más severas por la pandemia, limitando nuestra existencia como nadie se habría imaginado antes, pero destacó que es momento de volver a una vida normal.

A medida que la situación mejoraba, antes del verano el país escandinavo inició el levantamiento gradual de las restricciones sanitarias, pero retrasó en varias ocasiones una normalización total.

A partir del sábado, el número de personas que participan en eventos públicos y privados ya no estará limitado, la regla del metro de distancia se levantará, al igual que las pocas restricciones todavía en vigor en los bares y restaurantes.

También será posible el apretón de manos y no habrá más restricciones de entrada en el territorio noruego para los residentes del Espacio Económico Europeo (EEE), el Espacio Schengen, el Reino Unido y Suiza.

La recomendación oficial de evitar los viajes al extranjero, que es válida para muchos países, desaparecerá el 1 de octubre.

Entre las muy pocas restricciones que se mantendrán estará la obligación de aislarse en caso de prueba positiva de coronavirus, con pena de multa. El uso de la mascarilla en el transporte público puede ser recomendado u obligatorio localmente "en caso de necesidad".

Desde el comienzo de la pandemia sólo se han registrado 850 muertes en Noruega, que tiene una población de poco más de 5 millones de habitantes.

Con información de Excélsior.