Se inició una investigación en contra del presidente del municipio de Zaragoza, José Tobías Ramiro Haquet, esto por parte de la Comisión de Derechos Humanos del estado de Puebla (CDH), en atención a las denuncias presentadas por parte elementos Seguridad Pública y Vialidad Municipal.

De acuerdo con El Sol de Puebla el edil es acusado de cometer violaciones en contra de los derechos de trabajadores del orden público, quienes han reclamado haber sido maltratados por autoridades del ayuntamiento y el propio alcalde.

Los uniformados se manifestaron el pasado viernes 20 de septiembre, donde exigieron el cumplimiento de sus derechos laborales, pues refieren a que han sido insultados, les han retenido pagos y amenazado con despedirlos injustificadamente.

Pues los policías municipales, señalaron que la contralora Jaqueline Reyes Sarro, les obligo a firmar recibos de nómina que nunca les fueron entregados en los años anteriores, bajo amenaza de no pagarles sus salarios.

De igual manera, refirieron que el director de Seguridad PúblicaPablo Días Cantero abusando de su cargo, les advirtió no meterse con alguien más poderoso, pues les podía ir como a los policías estatales “… que pedían y pedían aumentos y prestaciones, les hicieron un ‘chaleco’ y les sembraron cocaína y armas, ustedes deberían dejar de pedir y quedarse con lo que el presidente les quiera dar”.

Entre las inconformidades también se encuentran la falta de insumos para laborar, como lo son uniformes y equipamiento, en donde señalaron que tienen que hacer uso de sus propios recursos para trabajar.

La renuncia de la comisaría Fátima Lara Sánchez, se sumó a las anomalías registradas en la administración 2018-2021 del municipio de Zaragoza, pues se presume que Lara Sánchez dejó su cargo por temor a represalias en su contra.

Ante esta situación, Ramiro Haquet se comprometió (de palabra) a pagar 24 días de aguinaldo, vacaciones y prima de antigüedad, así como firmar las bajas de los elementos.