El Ministerio de Sanidad de España aprobó la aplicación de la tercera dosis de la vacuna anti covid para personas adultas mayores que habitan en centros de retiro.

Las residencias españolas fueron golpeadas fuertemente por la pandemia, especialmente durante la primera ola en la primavera de 2020, cuando se produjeron miles de fallecimientos en estos centros.

La tercera dosis también se administrará a otros grupos de riesgo, como pacientes que hayan recibido trasplantes o quienes sigan tratamientos que debiliten el sistema inmunitario.

Con la decisión de vacunar a los internos de las residencias, España sigue el camino de Francia, mientras que Israel ha optado por administrar una dosis de refuerzo a mayores de 12 años, mientras que el gobierno británico pondrá a disposición de mayores de 50 años y del personal sanitario una tercera dosis a partir de la próxima semana.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y una parte de la comunidad científica han coincidido en que aplicar una dosis de refuerzo de las vacunas contra covid-19 a toda la población no está justificado.

Por ello, consideran más eficaz administrarlas a quienes no estén inmunizados todavía, especialmente en los países más pobres.

España ya ha vacunado al 75 por ciento de su población con la pauta completa, una de las mejores tasas de Europa.

 

Con información de Excélsior