Alejandro Moreno Cárdenas (“Alito”), dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) advirtió con expulsar del partido al gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, si acepta la embajada en España que le ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En sus redes sociales el líder priista señaló que el cargo ofrecido fue a título personal y nada tuvo que ver el PRI, pues las siglas del partido “no se pueden usar para negociar posiciones”.

Señaló que, cuando un militante priista quiere sumarse a las actividades de un partido distinto, se debe realizar una solicitud, la cual será considerada del Consejo Político Nacional (CPN), quienes decidirán si aprueban o no su participación.

De no llevarse a cabo dicho procedimiento, se puede perder la militancia, y precisó que, hasta el momento, no se tiene registro de solicitud por parte del mandatario sinaloense.

El también diputado federal advirtió que los priistas “verdaderos” saben estar siempre del lado del partido, con lealtad, unidad y compromiso. Por lo que dijo que las acciones de López Obrador son para dividir al PRI y a la coalición “Va por México” (integrada por PRI, PAN y PRD).