Hay diversas reacciones de las personas cuando encuentran dinero, unos se lo quedan, otros lo guardan, alguien más lo da para que lo tenga alguien más por si el dueño aparece.

Unos lo toman como un momento de fortuna y otros deciden no quedarse con el dinero que encuentren.

Tal es el caso de un mesero en Argentina. El trabajador atendió a un hombre que de forma continua va al restaurante donde trabaja.

Pero hace unos días las cosas fueron diferentes, ya que al bar 'El Trébol', en Buenos Aires, llegó el hombre con una bolsa, la cual olvidó cuando se retiró.

Lo que había en la bolsa del comensal era la cantidad de 800 mil pesos argentinos (alrededor de 165 mil pesos mexicanos), los cuales fueron encontrados por Miguel.

El trabajador tomó la bolsa y dio avisó al encargado del restaurante, quedándose en espera de que el cliente regresara.

“Es un cliente que viene siempre. Lo conozco porque lo atiendo seguido, pero no hablamos mucho. Vino a desayunar entre las 10 y las 11 pero, cuando se levantó para irse, se olvidó una bolsa pequeña arriba de la mesa. Cuando la agarré, me di cuenta que se trataba de dinero en efectivo, así que lo llevé a la caja para que lo guardaran y en ningún momento se abrió. Hicimos lo mismo que con cualquier cliente que se olvida algo, tener el mínimo contacto y guardarlo en la caja”, contó Miguel a Infobae.

A causa de la pandemia, Miguel no pudo seguir estudiando.

Cuando el cliente volvió a buscar su bolsa, Miguel le informó que él la había guardado.

“En ningún momento se me cruzó por la cabeza quedarme con el dinero. Además, es un cliente y sabía que iba a volver. Nunca hay que quedarse con lo ajeno. Uno se la pasa trabajando y ahorrando, y en tiempos difíciles como los de ahora, un olvido le puede pasar a cualquiera y en cualquier lugar”, dijo al final de la entrevista.