Será la siguiente administración municipal de Puebla la que determine si se construyen o no los dos centros de despliegue policial que quedarán de un proyecto inicial de tres, informó la alcaldesa, Claudia Rivera Vivanco.

En rueda de prensa dijo que está por entregarse el centro de despliegue policial del centro, ubicado en Valsequillo.

En julio del año pasado el cabildo de Puebla avaló la expropiación de un predio en San Felipe Hueyotlipan con la finalidad de construir la Central Norte de Despliegue Policial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y el Sector Norte de los Juzgados Cívicos del municipio.

La presidenta municipal comentó que compartirán el proyecto a la siguiente administración para que conozca el plan y cómo se decidió dividir a la ciudad en tres zonas para combatir la delincuencia.

La presidenta municipal también mencionó que a la siguiente gestión dejarán un banco de proyectos que son resultado de las peticiones de la población, por si están interesados en dar seguimiento.

Aseguró que cumplirán casi con todas las acciones previstas en el Presupuesto Basado en Resultados, algunas cosas no se harán a consecuencia de la pandemia de Covid-19.

Reunión con Eduardo Rivera

La presidenta municipal no descartó sostener una reunión virtual con el presidente electo, Eduardo Rivera Pérez, luego de que él diera a conocer que se contagió de Covid-19.

La alcaldesa comentó que el encuentro para hablar sobre el proceso de entrega recepción no necesita ser presencial, pero el encuentro con Rivera Pérez, se realizaría dependiendo de las circunstancias.

Tiende la mano a Barbosa

Rivera Vivanco dijo que “tiende la mano” al gobernador del Estado, Luis Miguel Barbosa Huerta, para trabajar de manera conjunta en materia de seguridad. Los dos niveles de gobierno mantuvieron confrontaciones en esta materia pues el mandatario estatal pretendía imponer al titular de seguridad en el municipio cuando no es su facultad.

Barbosa Huerta señaló que hay irregularidades en la policía municipal, a lo cual la presidenta municipal respondió tener una de las mejores corporaciones de la nación al cumplir con diversos estándares de calidad, cuando el propio gobierno estatal reconoció las fallas de sus propios funcionarios en la Secretaría de Seguridad.