La economía mexicana tiene un soporte de 6 por ciento y se refuerza no sólo con los datos de actividad económica a mayo —que han sido mejores a los esperados por el mercado— sino con otras variables como la inversión privada, el precio de petróleo, tasas de interés y remesas, aseveró el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio.

La tercera ola de contagios de Covid-19 no tiene las condiciones para modificar el estimado de crecimiento: “la vamos a monitorear, pero en este momento, derivado de sus características, no se prevén confinamientos como los que observamos el año pasado”, así que “el crecimiento viene mejor a lo que estábamos esperando”, resumió el funcionario

Un dato concreto  de crecimiento se publicará hasta el 8 de septiembre, cuando la Secretaría de Hacienda y Crédito Público entregue al Congreso el Paquete Económico 2022. Esta semana el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó revisiones al alza para este y el siguiente año, sus pronósticos de crecimiento para ambos periodos son de 6.3 y 4.2 por ciento, respectivamente.

En este contexto, Yorio dijo que la economía mexicana cuenta con un blindaje de 79 mil millones de dólares entre el acceso al sistema financiero, la Línea de Crédito Flexible (LCF) que se tiene con el FMI y los fondos internos de estabilización, pero es muy poco probable que alguna herramienta se use para apuntalar la recuperación de la economía mexicana durante los próximos años.

“El peor momento de estos eventos, tanto en salud como económico, fue el año pasado; y en este año de recuperación y el siguiente la probabilidad de que usemos estos blindajes es prácticamente nula”, aseguró.

Sin embargo, el funcionario reconoció que la perspectiva inflacionaria en Estados Unidos y el aumento en las tasas de instrumentos sobre todo en los bonos a 10 años se replican en mercados emergentes, entre ellos México. “Hemos estado observando un fenómeno muy similar al que se experimentó posterior a la crisis financiera de 2009, los paquetes de estímulo de las economías avanzadas son tan grandes que generan la perspectiva inflacionaria por un sobrecalentamiento de la economía”, según una nota del diario La Jornada.