Habitantes del municipio de Acatlán de Osorio denunciaron que, desde hace más de 5 años, el Servicio Médico Forense (Semefo) de la localidad se encuentra cerrado y solamente brinda servicio de manera esporádica.

La ausencia del servicio forense en Acatlán, cabecera distrital federal y local, obliga a los familiares de personas fallecidas que requieren necropsia de ley, a transportar a sus difuntos al Semefo de Atlixco o hasta el anfiteatro de Izúcar de Matamoros, municipio que se encuentra a hora y media de Acatlán.

A inicios del 2020, el Tribunal Superior de Justicia clausuró las instalaciones de Semefo en Chiautla de Tapia y en Acatlán de Osorio, debido a que carecían de las condiciones de salubridad para poder operar, dejando a 26 comunidades de la Mixteca poblana sin servicios forenses.

En aquella ocasión, fuentes extraoficiales relataron a este medio que, en una revisión al anfiteatro, se constató la ausencia de una cámara frigorífica, la falta de material quirúrgico, así como insumos médicos, escasa iluminación, una instalación de agua precaria y carencia de medidas higiénicas para realizar una necropsia.

Los ciudadanos han solicitado a las autoridades municipales, en reiteradas ocasiones, que se reactive Semefo de Acatlán, pues el traslado de cuerpos hacia otros municipios resulta costoso para los familiares.