Decenas de mujeres noruegas han reportado a través redes sociales que la vacuna Pfizer contra el COVID-19 ha provocado un aumento de su busto.

Todo inició con la publicación en Tik Tok de una joven de 17 años quien dijo que tras recibir la dosis de esta farmacéutica notó un cambio en su cuerpo. “Subí una talla entera de sujetador, fue un poco una crisis de alguna manera”, señaló. A raíz de eso, otras mujeres comentaron que les había sucedido lo mismo.

@vincenzena

I am free marketing for the vaccine I stg. #fypシ #xyzbca #vaccine #pfizer #MACscaraface #covidvaccine #pfizervaccine #moderna

♬ rake it up - favsoundds

Heinrich Backmann, médico jefe del centro de diagnóstico de mama del Hospital Nordland, explicó que estos cambios se deben a una inflamación que provoca que los ganglios linfáticos se vuelvan más grandes y visibles del lado que reciben la vacuna. Sin embargo, dijo que este efecto es temporal y que después de algunas semanas el cuerpo vuelve a la normalidad, informó NRK.

Por su parte, Steinar Madsen, director médico de la Agencia Noruega de Medicamentos, subrayó que cuando una persona se vacuna, “tal vez el 10 por ciento tendrá ganglios linfáticos inflamados en la axila y esto puede empujar los senos un poco hacia adelante y puede tener la sensación de que se han agrandado”.

Así mismo, advirtió que para realizarse una mamografía es necesario dejar pasar de cuatro a seis semanas después de haber recibido la dosis anti COVID, o en su caso, realizarla antes.

Por su parte, desde la oficina de Pfizer en el país escandinavo, aseguraron que hasta ese momento no se habían reportado casos de esa índole, pero no descartaron la posibilidad de que su vacuna pudiera tener tales efectos secundarios.

Con información de El Financiero.