El peso alcanzó las 20.63 unidades por dólar, con una depreciación del 1.11 por ciento frente al precio de referencia del jueves, resultado que llevó a la moneda mexicana a su sexto día consecutivo con pérdidas en su peor racha negativa desde marzo del año pasado, arrastrada por la fortaleza global del dólar tras un sesgo esta semana de la Reserva Federal (Fed) hacia una política monetaria menos acomodaticia.  

El peso retrocedió un 4.9 por ciento, en su peor racha negativa desde marzo de 2020, convirtiéndose en ese lapso en la tercera moneda más perdedora en un universo de 25 monedas de países emergentes monitoreados por Reuters.  

“El alza del tipo de cambio inició desde el viernes de la semana previa, motivado por la publicación en Estados Unidos de la inflación de mayo que se ubicó en 5 por ciento, mientras que la inflación subyacente se ubicó en 3.8 por ciento, su mayor nivel desde abril de 1992 ", dijo Gabriela Siller, directora de análisis del Banco Base.  

El presidente de la Reserva Federal de San LuisJames Bullard, dijo el viernes que el cambio hacia un endurecimiento más rápido de la política monetaria era una respuesta "natural" al crecimiento y, en particular, a la inflación, que avanza más rápido de lo esperado.  

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono a 10 años subió siete puntos base a un 6.82 por ciento, igual que la tasa a 20 años, que terminó la sesión en un 7.36 por ciento.