La Fundación Mary Street Jenkins ha mantenido sus actividades y sus operaciones, en congruencia con la vocación de su fundador, Guillermo Oscar Jenkins, e impulsa a muy diversas instituciones del sector educativo, de salud, deportivo, y cultural, así como a cientos de proyectos en beneficio del desarrollo integral de las comunidades.

Así lo destaca en un comunicado en el que recuerda que desde 1954 y hasta 2021, la Fundación Jenkins ha apoyado de manera directa e indirecta, múltiples proyectos por más de 8,500 millones de pesos.

El trabajo de la Fundación ha sido principalmente activo en materia educativa, con instituciones como la Universidad de Las Américas Puebla (UDLAP), el Colegio Americano Puebla, la UPAEPla Universidad Anáhuac, la Universidad Iberoamericana, la Universidad La Salle, el Colegio Americano de la Ciudad de México ASF, y numerosas universidades autónomas, en diversos estados de la República, así como el impulso a becas, de miles de estudiantes en distintos niveles, añade.

Cita como “un ejemplo exitoso el proyecto realizado en colaboración con el Gobierno de los Estados Unidos, para el intercambio de estudiantes entre ambas naciones llamado “100,000 Thousand Strong in the Americas”. Asimismo, la Fundación se siente especialmente orgullosa de la Beca Jenkins del Toro, en alianza con el afamado director mexicano Guillermo del Toro”.

También en subraya que el sector cultural ha sido motivo de especial atención, en proyectos como el rescate del Centro Histórico de la Ciudad de México y el de Puebla de los Ángeles, la construcción del Centro de Convenciones de la capital poblana y la reconversión de la antigua cementera, para albergar al archivo municipal de Puebla.

También menciona la estrecha relación que mantiene la Fundación Jenkins con el Museo del Palacio de Bellas Artes, siendo co-editores de las publicaciones de todas las exhibiciones, nacionales e internacionales, que se han presentado desde el 2014.

La Fundación Jenkins también repasa su apoyo al deporte a través de los Clubes Alpha en Puebla, los cuales atienden hoy en día a más veinte mil usuarios.

También menciona que “la asistencia a grupos vulnerables y las causas de carácter social, fue uno de los claros legados de Don Guillermo Oscar Jenkins. Por ello, apoyamos a damnificados impactados por diversas catástrofes en distintos estados del país. Sobresale el caso de la reconstrucción de templos y viviendas afectados por el sismo del 2017, a quienes destinamos más de 50 millones de pesos en el estado de Puebla. Durante 2020, la Fundación Jenkins realizó donativos por más de 66 millones de pesos, en solidaridad con grupos vulnerables severamente afectados por la pandemia de COVID 19”.

La Cruz Roja Mexicana y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), recibieron 38.5 millones de pesos para fortalecer la capacidad de atención a miles de pacientes de COVID 19 a través de la adquisición de 40 ventiladores de alta capacidad instalados en la unidad movil de terapia intensiva, mismos que salvaron cientos de vidas.

Asimismo, la Fundación Jenkins hospedó al personal médico y hospitalario de Puebla, quienes estuvieron en la primera línea de batalla contra el COVID-19 por 8 meses consecutivos en más de 300 cuartos de los hoteles Fiesta Inn y Best Western, sin arriesgar a sus familias y seres cercanos. También facilitó alimentos para fortalecer su dura labor.

De manera complementaria, destinó más de 5.3 millones de pesos para instituciones como el Fondo DespensaMx, que benefició a miles de familias que perdieron sus ingresos por la pandemia.

“Hoy en día, la Fundación Jenkins continúa con el compromiso de contribuir al desarrollo nacional, con éstas y muchas otras acciones, que reiteran su compromiso con México y los mexicanos, siempre leal a los principios que la han guiado por más de siete décadas”, concluye el comunicado.