Frida Sofía ya presentó una demanda en contra de Enrique Guzmán, por los presuntos abusos de los que fue víctima cuando era niña. En la demanda también aparece Alejandra Guzmán, la madre de la joven.

El artista ha negado los hechos y también denunció a su nieta por sus declaraciones; incluso también emprendió acciones legales contra el periodista Gustavo Adolfo Infante.

Hace varias semanas, Gustavo Adolfo entrevistó a Frida Sofía, quien reveló que cuando tenía 5 años su abuelo la ‘manoseó’.

Las declaraciones han continuado y hay muchas opiniones sobre este caso, unos a favor de Enrique Guzmán y otros de Frida.

Busco justicia, no venganza. Justicia porque es parte de mi sanación y para ayudar con mi ejemplo a mucha gente que ha sido afectada por lo mismo. Los abusadores siempre son carismáticos, manipuladores y muy buenos actores y por eso las personas se atreven a dudar o protegerlos cuando alguien los denuncia”, es el mensaje que mandó Frida.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación coidag)

“Es un dolor profundo no sentirme protegida y entendida por mi mamá, pero ya no espero nada de ella, hoy me libero de su manipulación y de su chantaje”, dijo la hija de Alejandra Guzmán.

Frida Sofía mandó un mensaje por medio de Instagram y el psicólogo Adrián Salama analizó los movimientos de la influencer para saber si decía la verdad o no.

El experto explicó que “por más estudiado que tengas estudiado el cuerpo, por más actriz o actor que seas no puedes engañar a la gente todo el tiempo”, esto como preámbulo para explicar por qué sí le cree a Frida.

“Lo que ha sido mi vida”, es lo que dice Frida y Salama explica que ella “en ese momento te entrega la vida. Yo te estoy mostrando a manos abiertas mi vida, esto es quien soy, sin pelos en la lengua”.

Tras mostrar a Frida expresando “No está a la venta”, el especialista expresa que “todo es congruente, es hermoso cuando empiezas a ver la congruencia y en la comunicación no verbal, todo empieza a encuadrar de forma perfecta y dices ‘por eso le creo’”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartid